ACR-FA-5, la linterna que llevaban los astronautas del Programa Apolo

13 junio 2019

Linterna ACR-FA-5 de Michael Collins (Apolo 11). Fotografía: Smithsonian Institution, National Air and Space Museum.

En 1965, la empresa ACR Electronics Co que fabricaba linternas y equipos de supervivencia tanto para uso civil como militar, suministró a NASA el modelo FA-3 para equipar a los astronautas del Programa Géminis. Se cree que este modelo también estuvo presente en el Apolo 1, la trágica misión que acabó con la vida de sus tres astronautas durante una prueba en tierra por un incendio dentro de la nave.

Para los vuelos Apolo, ACR suministró el nuevo modelo FA-5 hecho con latón que, aunque era un material más pesado que la aleación de las FA-3, se comportaba mejor ante los incendios. Además, prácticamente no se corroe.

Esta linterna se utilizó en todas las misiones Apolo y en las del transbordador espacial hasta finales de los años 80.

Normalmente se llevaban entre 6 y 8 unidades en cada misión lunar. En el módulo lunar se llevaban al menos dos unidades.

Utilizaban dos pilas AA y se encendía y apagaba girando la cabeza donde está la lámpara y la lente.

Ron Evans (Apolo 17) y su linterna en el brazo (bajo la bandera). Fotografía: ap17-72-HC-879.

Aunque estas linternas se desarrollaron bajo un contrato entre el Centro de investigación de Langley y la empresa ACR Electronics Co en realidad fueron fabricadas por otra empresa: Fulton Industries. Fulton era famosa por su linterna modelo MX 991/U que equipó al Ejército norteamericano en Vietnam.

Se estima que no se fabricaron más de 2.000 unidades en tres tandas: entre junio y julio de 1968, las que empiezan por el número de serie 10xx, en febrero de 1970 las que tiene el número de serie 20xx y en agosto de 1972 las 30xx.  El número de serie y la fecha de fabricación de cada unidad constaba grabado en el propio caparazón. Toda la fabricación fue exclusivamente para NASA.

El uso de esta linterna fue vital en la misión del Apolo 13. Como hubo que apagar y desconectar todos los equipos eléctricos del módulo de mando hasta justo antes de la reentrada, la principal fuente de luz que tenían los astronautas era la que suministraban las linternas. Además, no tuvieron que cambiar las pilas ni una sola vez, como contaron los astronautas en una carta que enviaron posteriormente a ACR para agradecerles su esfuerzo y dedicación en diseñar ese producto.

Carta de agradecimiento a ACR por parte de la tripulacion del Apolo 13. Fuente: https://www.facebook.com/note.php?note_id=139894555439

Es complicado (y caro) intentar hacerse con una de esas linternas originales, sin embargo, hace muy poco, descubrí, casi por casualidad, que se puede comprar una réplica de ésta. Y lo que es mejor, la empresa que las fabrica es una empresa española: Barbolight.

Réplica de la linterna ACR-FA-5 hecha por Barbolight (España).

Enseguida me puse en contacto con ellos que me contaron que también les apasiona el Programa Apolo y como ellos se dedican a diseñar y fabricar linternas nada mejor que hacer este pequeño homenaje a esa gran linterna. Se documentaron muy bien y han podido respetar las dimensiones, la apariencia externa – incluso el patrón de la parte rayada – y la temperatura de color cálida entre otras cosas. Lo único que han cambiado es la lámpara (porque han puesto un LED para adaptarla y dar el toque moderno y actual) y la potencia (limitada a un vatio).

Si has leído hasta aquí, y para finalizar ya el artículo, Javier, el responsable de Barbolight, como deferencia a los lectores de este blog y aprovechando que este año se cumplen 50 años del Apolo 11, quiere compartir el código de descuento MRGORSKY con un -30 % sobre el precio de venta de su web para los diez primeros pedidos que se reciban. Creo que es una oportunidad única para hacerse con esta pequeña joya a un precio, sin duda, que brilla con luz propia..

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Anuncios

Un par de exposiciones fotográficas sobre el Programa Apolo que no debes perderte

10 abril 2019

Exposición fotográfica en Fresnedillas (Casa de la Cultura)

Este mes de abril de 2019 se inauguran un par de exposiciones fotográficas sobre la Carrera espacial y el Programa Apolo. Ambas en la Comunidad de Madrid.

Exposición en la Facultad de Ciencias Fisicas (Madrid). Foto: Twitter de la Facultad.

La primera de ellas se puede ver, desde el día 4, en la planta baja de la Facultad de Ciencias Físicas de la Universidad Complutense de Madrid. Estará allí hasta el sábado 27. Son pocos días así que hay que aprovechar. Una pena no habernos enterado antes porque la exposición se abrió con una conferencia de Carlos González.

Cartel a la entrada de Fresnedillas de la Oliva (Madrid) – 2019. Foto: MrGorsky.

La otra la organiza el Ayuntamiento de Fresnedillas de la Oliva dentro de los actos sobre el cincuenta aniversario de la llegada a la Luna, por primera vez, con el Apolo 11. En la Casa de la Cultura se puede ver una colección de imágenes en blanco y negro de la estación de Fresnedillas durante la época de los vuelos del Programa Apolo. Tuve el placer de asistir a la inauguración el pasado sábado día 6 y he de decir que, junto con la conferencia que impartió Ernesto García Pérez sobre el Saturno V, mereció mucho la pena.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

El órdago de Kennedy, próxima conferencia de Alberto Martos en el CEV del MDSCC

8 abril 2019

Alberto Martos. (Foto: web MDSCC)

El gran Alberto Martos, Ingeniero técnico de Telecomunicaciones que vivió en Fresnedillas el Programa Apolo, impartirá, el próximo domingo 14 de abril de 2019, una conferencia en el Centro de Entrenamiento y Visitantes del Madrid Deep Space Communications Complex (MDSCC) sobre el Programa Apolo y la apuesta del Presidente Kennedy para vencer a los soviéticos.

Para poder asistir es necesario reservar plaza llamando previamente al teléfono 918.677.321.

El Centro de Entrenamiento y Visitantes INTA-NASA está en la  carretera de Colmenar del Arroyo a Robledo de Chavela, km. 7. M-531.

Para más información visitar el siguiente enlace.

ANOTACIONES RELACIONADAS:


Un pequeño paso para [un] hombre, (libro)

2 abril 2019

Un pequeño paso para [un] hombre. La historia desconocida de la llegada del hombre a la Luna. Autor: Rafael Clemente. Editorial: Libro Cúpula (Planeta de Libros). Año: 2018. 325 páginas. ISBN: 978-84-480-2494-9.

Rafael Clemente, ingeniero catalán, veterano de la divulgación y fundador del Museo de la Ciencia de Barcelona, nos sorprendió gratamente con la publicación de este libro a finales del año pasado.

En él se cuenta, de forma muy sencilla y amena, muy divulgativa, cómo se fraguó la llegada, por primera vez, del hombre a la superficie de la Luna durante la misión del Apolo 11.

La obra está planteada de forma, más o menos, cronológica, comenzando en la fundación de NASA en el año 1958.

El libro cuenta con multitud de puntos fuertes, que sin duda obligan a adquirir un ejemplar. A parte de la facilidad con que se lee y que demuestra el conocimiento del autor en la materia, la obra tiene multitud de gráficos y fotografías. Otro aspecto interesante son las notas a pie de página que hay de vez en cuando. Personalmente me han resultado muy útiles para ampliar ciertos conocimientos.

En la parte final de este libro, nos encontramos con un epílogo, un glosario de términos y siglas y un listado de referencias: libros y páginas web. La obra se despide con una serie de agradecimientos a varias personas.

He echado en falta, sin embargo, un par de cosas. La primera, ampliar la historia sobre lo que pasó en las misiones posteriores al Apolo 11. Como seguramente bien sabe el lector, hubo seis misiones más a la Luna, del 12 al 17, pero el libro se detiene en la más famosa y comenta ligeramente aspectos de las siguientes pero sin llegar a profundizar mucho. Por otro lado, no se dice nada sobre la participación española en aquella aventura. Aventura que se siguió desde las estaciones de seguimiento de Maspalomas (Islas Canarias) y Fresnedillas y Robledo de Chavela en Madrid.

Pero bueno, se trata de un excelente texto que os hará disfrutar sin duda alguna.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

59 años del acuerdo entre España y EE.UU para establecer una estación de seguimiento del Proyecto Mercury en Canarias

18 marzo 2019

Captura del acuerdo España – EEUU – 1960

Aunque la cifra no es redonda, – el año que viene se cumplirán 60 años -, tiene su importancia. Y es que el 18 de marzo de 1960 se oficializaba un acuerdo histórico y de gran importancia.

Histórico porque aquella aventura del Proyecto Mercury, que se iniciaba bajo el mandato del Presidente norteamericano Eisenhower, concluiría, nueve años después, con los pies de Neil Armstrong y Buzz Aldrin sobre la superficie de la Luna en la misión del Apolo 11. Misión de la que este año 2019 se cumplirán 50 años.

Y España jugaría un papel destacable desde ese mismo momento. Papel que se mantiene hasta nuestros días gracias al Complejo de Comunicaciones con el Espacio Profundo de Madrid (Madrid Deep Space Communications Complex o MDSCC) situado en Robledo de Chavela. Sin olvidar que en Maspalomas, lugar escogido finalmente para la estación del Proyecto Mercury, sigue existiendo hoy en día una gran instalación de seguimiento de satélites.

Estación Espacial de Maspalomas (años 60). Fotos: ESA.

Siendo rigurosos con las fechas, un año antes de la firma del acuerdo, en 1959, fue cuando los dos Gobiernos empezaron a mantener conversaciones al respecto. En concreto, el 4 de agosto de 1959, la NASA informaba al Gobierno español de que requería instalar una estación de seguimiento en las Islas Canarias. Seis días más tarde, el 10 de agosto, una delegación de NASA visitaba ya las islas. Para ponerlo todo en contexto, en diciembre del 59 el Presidente Eisenhower vendría a España en visita oficial.

Si observamos el acuerdo, podemos destacar varias cosas. La primera que fue bastante sencillo, ya que solo consta de 14 puntos que caben en tres hojas. Otro punto que me llamó la atención fue que en el punto 3 dice que “La estación estará compuesta […] de las instalaciones necesarias para las comunicaciones de punto a punto en aquellos casos en que las comunicaciones no puedan ser facilitadas por los servicios telefónicos y telegráficos locales y previo acuerdo entre ambos Gobiernos”. Me llamó la atención porque este punto daba pie a la participación de la Compañía Telefónica Nacional de España (CTNE). Finalmente, otro punto importantísimo fue el 10 en donde se acordaba que en la estación también hubiera “personal español calificado en relación con el funcionamiento y mantenimiento de la estación”.

Habiendo pasado tantos años de aquello y viendo como transcurrieron posteriormente los acontecimientos, creo que es de recibo reconocer que se trató de un gran acuerdo. Por esta razón, mi reconocimiento al Ministro de Asuntos Exteriores de la época, que fue quien firmó aquel acuerdo, Don Fernando Castiella.

Diario Falange – Canarias – 22 marzo 1960

La única manera que tuve de conseguir ver este acuerdo fue a través del lado norteamericano, dentro de un volumen que recopila los tratados y acuerdos de los Estados Unidos durante el año 1960, encontrado en Google. Por parte española, el diario ABC publicaba la noticia el día 20 de marzo. En los medios de Canarias, solo hemos visto la publicación de la noticias el día 22 en el diario Falange.

ACTUALIZACIÓN (22/03/19): El acuerdo, por parte española, se puede ver en el BOE del día 7 de abril de 1960.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

La conferencia de José Manuel Urech en la semana “España en el Universo” de Tres Cantos (Madrid)

18 febrero 2019

Al igual que ocurrió hace unos días con la conferencia que impartió Carlos González, ahora le toca el turno a la conferencia de José Manuel Urech. Gracias al canal de YouTube de la U. P. Carmen de Michelena Tres Cantos podemos saber más acerca de las estaciones de NASA cerca de Madrid. Como sabéis, la instalación actual, el MDSCC de Robledo de Chavela, sigue siendo parte de la Red de comunicaciones del espacio profundo (DSN).

La conferencia de Urech fue la última que se impartió dentro de los actos de la semana titulada como “España en el Universo” y que organizó la U. P. Carmen de Michelena de Tres Cantos en Madrid con motivo de los cincuenta años de la primera misión tripulada a la Luna (Apolo 11).

Gracias a la Universidad y a José Manuel.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

España en el Universo: conferencias sobre la participación española en la llegada del hombre a la Luna

8 febrero 2019

Logotipo de los actos. (Autora: Laura Pastor).

La Universidad Carmen de Michelena, en colaboración con el Ayuntamiento de Tres Cantos, organiza desde hoy día 8 de febrero hasta el 27, el evento titulado “España en el Universo”. Se han previsto una serie de actos con motivo del próximo cincuenta aniversario de la llegada del hombre a la Luna por primera vez durante la misión del Apolo 11.

Entre esas actividades hay una observación astronómica, una exposición con materiales cedidos por NASA, ESA, el Centro de Astrobiología, el INTA y empresas del sector espacial que coordina Ángel Sierra (Ex Jefe de Telemetría del Complejo de Comunicaciones Espaciales de NASA en Robledo de Chavela – MDSCC) y un ciclo de conferencias.

Todo el personal de la estación de Fresnedillas en el año 1972

Entre las conferencias previstas, nos quedamos con estas dos:

Martes 12 de febrero, de 11:00 a 13:00 horas, en el Teatro del C. Cultural “Adolfo Suárez”, conferencia: “La Carrera Espacial, el Apolo XI y la contribución española”. Ponente: D. Carlos González Pintado, Ex Jefe de Operaciones y Subdirector del Complejo de Comunicaciones Espaciales de Robledo.

Viernes 15 de febrero, de 18:00 a 19:30 horas, en el Auditorio del C. Cultural “Adolfo Suárez”, conferencia de clausura de la semana: “Estaciones de la NASA cerca de Madrid, parte de la Red de comunicaciones del espacio profundo (DSN)”. Ponente: José Manuel Urech, Ex-Director del complejo de comunicaciones espaciales de la NASA en Robledo.

ANOTACIONES RELACIONADAS: