Gopegui explicando a Pepe Navarro cosas sobre el Apolo 11 en 1999

11 agosto 2019

Acabamos de descubrir este video, gracias a Moisés Garrido y Claudia M. Moctezuma que lo han digitalizado y compartido en YouTube, con una entrevista de Pepe Navarro a Luis Ruiz de Gopegui.

En la primera parte del programa, titulado “La Vía Navarro”, Gopegui habla sobre aspectos relacionados con la misión del Apolo 11 para luego imaginar cómo será el futuro de la exploración de la Luna y del resto del Sistema Solar. El video es del año 1999.

ANOTACIONES RELACIONADAS:
Anuncios

Adiós Luis

8 agosto 2019

Don Luis Ruiz de Gopegui. Fotografía: Antonio Heredia. Cortesía Diario El Mundo.

Hoy, 7 de agosto de 2019, me entero de que nos ha dejado Don Luis Ruiz de Gopegui. Se fue tranquilo y acompañado de su familia en su casa.

Luis estaba mayor y desde que se fue Margarita, su esposa, hace unos años, no quería salir mucho de casa. Sin embargo, mantenía toda la lucidez de siempre, como pude comprobar cuando le llamé por teléfono el pasado 23 de julio, una vez pasada la vorágine de los actos conmemorativos del cincuenta aniversario del Apolo 11. Recuerdo que me dijo que estaba “pachucho y muy mayor ya”. Yo le dije que le vi muy bien en todas las entrevistas que dio la semana anterior, pero él me dijo que era porque “era fácil”. Le comenté que le iba a enviar por correo el pendrive con la grabación de la entrevista que le hicimos para el documental de la exposición en Telefónica. Hoy, Belén, su querida hija, me dijo, cuando hablé con ella, que pudieron verlo con él antes de irse. También pude comentarle la iniciativa de poner el nombre a una estación del Metro de Madrid como Estación Apolo en homenaje a todos los españoles que participaron en el Programa Apolo y como guiño a Fresnedillas. Aquello le pareció muy bien. Recuerdo que nos despedimos y le di muchos ánimos diciéndole que aún había mucha gente que le admirába y se acordaba de él.

No recuerdo exactamente cuando empecé a “seguir” a Luis. Lo que si recuerdo es poner a grabar el video VHS cada vez que salía por televisión en algún programa sobre el espacio. Automáticamente después me empecé a hacer con sus libros, los cuales devoraba una y otra vez. Porque Luis escribía realmente bien: claro, directo, conciso, riguroso, ameno… Daba gusto leerle y también escucharle.

Con Luis en el Planetario de Madrid (Presentación del libro de Alberto Martos – Breve historia de la carrera espacial).

Y llegó el año 2001. La Universidad de Cantabria organizaba todos los años unos cursos de verano en Laredo. Cual fue mi sorpresa cuando vi que ese verano Don Luis iba a impartir uno sobre Cosmología. 22 horas repartidas durante una semana. Ni que decir tiene que me apunté enseguida junto con mi amigo Luisma. Llegó el primer día de curso y cogimos sitio en primera fila. En cuanto hicimos el primer descanso nos acercamos a él para presentarnos. Llevaba conmigo todos sus libros para que me los firmara y dedicara. Luis, tan sensato como siempre, me propuso ir a una cafetería cercana a tomar algo porque teníamos toda la semana aún por delante. Enseguida llegamos a un trato con él: nosotros le invitaríamos todos los días de esa semana al pincho de tortilla y al café a cambio de poder preguntarle cosas. Aceptó gustoso. Creo que ahí comenzó nuestra amistad. Por supuesto yo le “freía” a preguntas sobre el Programa Apolo, pero también hablamos de la exploración del Sistema Solar e incluso de cine, ya que me contó que estaba siendo asesor en la película “Stranded: Náufragos”. Después de aquella semana, mantuvimos el contacto siempre, hasta sus últimos días.

Programa del curso de verano sobre Cosmología impartido por Luis en Laredo (Cantabria).

Los últimos diez años tuve la suerte de estar mucho tiempo con él, gracias en parte a este blog. Siempre publicitaba aquí las conferencias que iba a impartir, a las que, por supuesto, asistía en persona. Luis, tan generoso como era, posteriormente me hacía llegar por correo electrónico los textos de estas para publicarlas en el blog. Y aquí siguen. Recuerdo con mucho cariño las conferencias que daba en el Ateneo de Madrid y, sobre todo, los coloquios y debates que seguían a las mismas en donde surgía siempre la polémica. La respuesta calmada de Luis era dejar hablar al asistente para después responder: no estoy de acuerdo en nada de lo que has dicho. ¡Y vuelta a empezar la polémica! Pero no solo fue generoso con este blog cediendo sus conferencias, también lo fue para concedernos alguna entrevista. Eso sin contar las veces que me abrió las puertas de su casa simplemente para charlar o para dedicarme alguno de sus libros nuevos. Recuerdo que yo les llevaba, a Margarita y a él, unos sobaos cántabros como agradecimiento. Y Margarita, tan educada y atenta siempre, bajaba conmigo al portal de la calle a despedirme cuando Luis y yo terminábamos de hablar.

Don Luis recibiéndonos en su casa.

En aquellas charlas siempre le contaba a Luis los proyectos que tenía en mente. Como el libro que quería escribir sobre el Programa Apolo y que me dijo que me prologaría con gusto demostrando, una vez más, su generosidad. Desgraciadamente no he llegado a tiempo, y eso que él siempre me lo advirtió: “yo te prologo el libro, pero date prisa en escribirlo porque no se cuanto voy a durar”, me decía.

Algunas dedicatorias de Luis (82 Erídano, Rumbo al cosmos y Extraterrestres ¿mito o realidad?)

Hace un par de años le comenté la idea de grabar un documental sobre la participación española en el Programa Apolo. Le pedí si podía contar con su presencia para grabarle una entrevista. Como siempre, me dijo que sí. Cosa que hicimos el 3 de mayo de 2017 en su casa. Aquel proyecto se transformó desde un documental inicial a una exposición en Espacio Fundación Telefónica. Afortunadamente pudimos reutilizar las entrevistas para hacer un minidocumental de 15 minutos de duración que ya se exhibe en la exposición permanente sobre la Historia de las Telecomunicaciones en la segunda planta del edificio de Telefónica de la Gran Vía de Madrid. Allí estará el testimonio de Luis para siempre.

Grabación del 3 mayo 2017. Fotografía: Mykado Media.

Después de aquella grabación no volví a ver a Luis en persona. Sin embargo, le llamaba por teléfono de vez en cuando y hablaba con Belén por email para ver cómo iba. Ella siempre me animaba a llamarle, cosa que hice por última vez el pasado 23 de julio, como he contado al principio.

Se nos ha ido Luis. Hoy es un día triste. Afortunadamente tuve la gran suerte de conocerlo, de disfrutar de su amistad y de su sabiduría. Gracias a su labor de divulgación podremos seguir disfrutando de sus libros, de sus artículos, de sus entrevistas en radio y televisión… Pero sobre todo, gracias a su trabajo y esfuerzo en NASA, por ayudar a ampliar los conocimientos del ser humano sobre el espacio.

Recordando, en estas últimas horas, cómo empezó todo, no creo equivocarme mucho si afirmo que Luis ha sido una de las personas que más me ha inspirado en la vida. Mi más sincero pésame a toda su familia, en especial a su hija y a sus nietos.

Gracias por todo Luis. Descansa en Paz.


Cómo viví el “Hay Vida en martes” sobre la Luna, en el Espacio Fundación Telefónica

5 julio 2019

Ya está colgado el video de la nueva edición de “Hay Vida en martes” sobre los cincuenta años de la llegada del hombre a la Luna por primera vez.

El evento, como sabéis si sois habituales a este blog, está organizado por Espacio Fundación Telefónica en el marco de la exposición “De Madrid a la Luna”, y tuve el honor de participar dado que ejerzo de “comisario” de la exposición.

Mi primer comentario ha de ser para mis compañeros de comida, camerino y escenario: la palentina Eva Villaver que ha escrito un libro maravilloso sobre la Luna y que reseñaremos aquí más adelante. Mi admirado Carlos González Pintado del que tanto he aprendido sobre el Programa Apolo y la Carrera espacial. Jesús Sáez, un auténtico crack, que ha sabido contarnos la vida de Carlos en “El gran salto al abismo” y del que también hablaremos aquí. Y, por último, la directora de orquesta, la simpática y profesional América Valenzuela. Para todos ellos mi gratitud y admiración.

Hay vida en Martes: 50 años en la Luna. 2-julio-2019. Cortesía de Fundación Telefónica. Fotografía de Irene Medina

El segundo comentario ha de ser para toda la gente de Telefónica involucrada para que el evento fuera todo un éxito. Cuidan hasta el último de los detalles y eso es lo que marca la diferencia. Las cosas no son excelentes si no tienes detrás a gente con talento e ilusión por hacer las cosas bien; mi queridísima Reyes, la gran Sara, pero también Andrés, Elena, Silvia, Laura… Gracias.

El otro día también tuve la suerte de conocer a Miguel Ángel, editor del libro de Eva, y comisario de otras exposiciones, del que tengo que aprender tanto. Y de la gente de Next Door Publishers, Nuria y Ohian, que han editado el libro de Jesús y Carlos con un gusto increíble.

No quiero olvidarme de los #martianos. El interés y la ilusión (y la inocencia también, en algún caso astrológica) mostrados son un camino seguro al futuro que tenéis por delante. Un placer haberos conocido y estoy a vuestra disposición.

Hay vida en Martes: 50 años en la Luna. 2-julio-2019. Cortesía de Fundación Telefónica. Dibujo de Enrique Flores.

Otro comentario a parte es para mi tocayo Enrique Flores, el cuadernista, que nos metió a todos en un cómic perfectamente ilustrado y para Irene Medina, la fotógrafa que retrató el evento. Sus fotografías hablan por sí solas.

Finalmente, a todos los que asististeis, tanto presencial como digitalmente. Me han dicho que vinisteis casi 300 personas y se conectaron 69 (Chus, gracias). Espero que os lo pasarais bien y mereciera la pena. Me gustó saludar a mucha gente conocida como Carlos, Juan, el pajarito y a otros a los que conocí allí por primera vez; Rafael, Elena, Pablo, Carlos, Joaquín… El agradecimiento a la familia presente: Iria, Javier y virtual: mis padres, mi hermana, mi cuñado, mis sobrinos

Hay vida en Martes: 50 años en la Luna. 2-julio-2019. Fotografía de Carlos Herranz.

Algunos me habéis dicho que hablé poco o que fui prudente… Bueno, en este tipo de actos, siempre hay alguien que habla más y alguien que habla menos. Lo importante es que lo que se dijera resultara interesante y valioso para los que pudisteis ver el evento. Además, lo bueno si breve, dos veces bueno. 😉

ANOTACIONES RELACIONADAS:

En el espacio, no es lo mismo órbita que revolución

11 marzo 2019

Red de seguimiento del Programa Mercury (Project Mercury – A Chronology. NASA-4001)

Si nos atenemos a lo que dice el diccionario de la Real Academia Española, la primera acepción que nos encontramos para la palabra órbita es “curva debida a la acción gravitacional, descrita por un cuerpo celeste que se mueve en torno a otro”. Si buscamos revolución obtenemos “movimiento de un astro a lo largo de una órbita completa”.

Pero para el ámbito de los vuelos espaciales estas definiciones no son del todo precisas.

Una órbita sería la circunferencia que dibuja una nave espacial, por ejemplo, alrededor de la Tierra. Esto significa que si se parte de un punto A en la circunferencia, la órbita se consigue cuando se llega a ese mismo punto A. Independientemente de la posición y rotación del cuerpo celeste sobre el que gira la nave. Se sale de A y se llega a A.

El Apolo 7 a punto de pasar sobre Cabo Cañaveral (Florida) y completar otra revolución

Una revolución, sin embargo, toma la referencia en un punto sobre la superficie del cuerpo celeste. Esto quiere decir que una revolución es la circunferencia que se completa cuando la nave espacial empieza y pasa por el mismo punto sobre la superficie del cuerpo celeste. Como los cuerpos celestes giran sobre su eje, una revolución no estaría completa hasta que la nave espacial recorre la distancia extra que el punto de la superficie del cuerpo celeste se ha movido como consecuencia de la rotación del propio cuerpo celeste. Dicho de otro modo, una nave espacial es lanzada desde Cabo Cañaveral, la revolución se completaría cuando la nave vuelve a pasar sobre Cabo Cañaveral. Sin embargo, la órbita se completaría antes dado que no tiene en cuenta la rotación de la Tierra, en este caso.

Por esta razón, si estudiamos una misión real, en la Géminis 7 por ejemplo, la nave espacial completó 220 órbitas pero solamente 206 revoluciones.

Fuente: Tracking Apollo to the Moon.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

TRAPPIST-1, los nuevos exoplanetas y otras conferencias de la Semana de la Ciencia 2017

27 octubre 2017

La Fundación Madri+d, encargada de organizar los eventos anuales de la Semana de la Ciencia, ha tenido a bien invitarme, a través del Colegio Oficial de Físicos (COFIS), a impartir la conferencia “TRAPPIST-1 y la posibilidad de encontrar vida en los nuevos exoplanetas descubiertos”.  La fecha elegida es el miércoles 8 de Noviembre, a las 19 horas, en la sede del Colegio Oficial de Físicos situada en la calle Monte Esquinza 28, 3º dcha. de la ciudad de Madrid.En la conferencia intentaré razonar si pueden existir civilizaciones extraterrestres en los exoplanetas que giran alrededor de TRAPPIST-1, una estrella enana roja mucho más fría y más pequeña que nuestro Sol. Si fuera así se podría tratar del mayor descubrimiento en la Historia de la Humanidad aunque, a lo mejor, de lo que se trata es de un hallazgo más propagandístico que real.Para poder asistir, es necesario reservar plaza llamando al teléfono +34.914.470.677 o bien escribiendo un email a administracion@cofis.es.

Por otro lado, no quiero dejar pasar la oportunidad de comentaros otras conferencias interesantes que he visto en el programa de esta XVII edición de la Semana de la Ciencia:

¡Qué las disfrutéis!

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Próximas conferencias de Alberto Martos sobre la Luna y el Sistema Solar

29 septiembre 2017

Estamos de enhorabuena. Durante el próximo mes de octubre (2017), nuestro querido y admirado Alberto Martos va a repetir dos de sus últimas y exitosas conferencias sobre la Luna y el Sistema Solar en distintos lugares de la Comunidad de Madrid.

“Cómo llegó Aristarco de Samos al heliocentrismo” – AAM.

La primera de ellas tendrá lugar el martes 3 de octubre en la sede de la Agrupación Astronómica de Madrid (C/ Albendiego 22 – Metro Ventilla) a las 19:30h. Se trata de la conferencia “Cómo llegó Aristarco de Samos al heliocentrismo” que impartió Alberto el pasado 26 de Agosto en Daimiel (Ciudad Real) dentro de las terceras jornadas de astronomía celebradas en aquella ciudad manchega. La conferencia es de libre acceso hasta completar el aforo.

Harrison Schmitt en el módulo lunar (Apolo 17)

Finalmente, el sábado 28 de octubre, en el Centro de Visitantes del MDSCC de Robledo de Chavela, Alberto volverá a repetir la conferencia “¿Por qué hemos de volver a la Luna?” que ya impartió hace unos días en el mismo lugar sobre la posibilidad de utilizar el Helio-3 que hay en la superficie lunar dentro del Proyecto ITER. Se trata de una conferencia interesantísima ya que está extraída de estudios de la Universidad de Wisconsin, en los que tomó parte el único astronauta científico que ha pisado la Luna con el Apolo 17, Harrison Schmitt. Como el aforo es limitado, hay que llamar al teléfono 918.677.321 para reservar previamente.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Tercera jornada de astronomía en Daimiel (Ciudad Real)

2 agosto 2017

Programa de la tercera jornada de astronomía en Daimiel

El próximo sábado 26 de agosto de 2017 se celebrará, en la ciudad manchega de Daimiel, la tercera jornada de astronomía. Con la llegada del verano se producen numerosos eventos relacionados con el cielo y en esta jornada se realizará una observación solar y, posteriormente, una observación astronómica desde el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel.

Por la mañana, se impartirán diferentes charlas, siendo la primera del día la de nuestro admirado Alberto Martos titulada “Cómo llegó Aristarco de Samos al heliocentrismo”.

Sin duda un planazo para disfrutar todo el día de las distintas actividades organizadas por la Asociación Daimieleña de Astronomía.

ANOTACIONES RELACIONADAS: