La exposición “De Madrid a la Luna” se vuelve a prorrogar unos días más

22 enero 2020

Tengo la satisfacción de anunciar, como comisario de la exposición “De Madrid a la Luna” en Espacio Fundación Telefónica de Madrid, que la muestra se va a poder disfrutar quince días más, es decir, hasta el domingo 16 de febrero.

Es la segunda vez que se extiende la fecha de clausura. La primera vez ocurrió el pasado mes de noviembre, como anuncié también en este mismo blog, ampliándose hasta el 2 de febrero de 2020.

“De Madrid a la Luna” (fotografía cortesía de Fundación Telefónica)

Por cierto, muchas gracias de nuevo a los responsables de la Fundación por haber decidido extender la fecha.

Los rezagados o a los que les ha gustado mucho la exposición, tienen otra oportunidad para ir a conocer el papel de que jugó España (a través de las estaciones de seguimiento que NASA construyó aquí), y el de Telefónica (como proveedor principal de NASA), en la llegada del hombre a la Luna. Aunque, si eres de los que no tienen claro el ir a verla o no, a lo mejor te convenzo si te digo que el diario La Vanguardia la seleccionó entre las diez mejores exposiciones mundiales sobre el tema.

Diez exposiones para tocar la Luna (Diario La Vanguardia).

Vuelvo a recordar que la muestra está en la segunda planta del Espacio Fundación Telefónica de la Calle Fuencarral nº 3 de la ciudad de Madrid. El horario de visitas es de martes a domingo (el lunes está cerrado), de 10h de la mañana a 20h de la tarde. El acceso es gratuito.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Marca, Carlos Sainz y el Apolo 13

20 enero 2020

Captura de la noticia aparecia en el diario Marca el 20 de enero de 2020.

Carlos Sainz ha ganado recientemente su tercer rally Dakar. Desde aquí mi más sincera enhorabuena. Siempre me cayó muy bien el amigo Carlos.

En eso que esta mañana abro el diario Marca y me encuentro el siguiente titular: “Sainz y Cruz, como en el Apolo XIII: “Si quitamos el aire acondicionado nos ahorramos 16 kilos”.

¿Cómo en el Apolo 13? Sigo leyendo y aparece otra perlita, otra perlaza más bien: “Sus palabras recordaban al Apolo XIII, donde se quitó cada elemento superfluo de la nave para poder volver a la tierra.”

Quien afirma esto desconoce por completo lo que ocurrió en aquella misión lunar.

Da la sensación de que los que han escrito esa crónica han mezclado dos cosas que les sonaban: por un lado, el hecho de que, en cualquier misión espacial, se evita llevar cosas innecesarias por la regla de que cuanta más masa hay que poner en órbita más combustible hace falta cargar y por tanto más grandes deben ser los depósitos de las naves y, siguiendo el razonamiento, más caro resultaría todo, con los hechos ocurridos en la misión del Apolo 13. La de “Houston hemos tenido un problema”.

Apolo 13: Reparacion del filtro de CO2. (Fotografía: AS13-62-9004).

En el Apolo 13, cuando iban camino de la Luna, estalló un depósito de oxígeno dejando inservible el módulo de servicio. Los astronautas tuvieron que utilizar el módulo lunar como bote salvavidas para poder aguantar el tiempo necesario hasta el regreso a la Tierra. En esa misión los astronautas tuvieron que ir solventando muchas situaciones límite, como por ejemplo el aumento del CO2 en el interior de la nave. Pero lo que no hicieron jamás fue abrir la escotilla y lanzar cosas al espacio para liberar masa de la nave…

Menos mal que la noticia está firmada por dos redactores… Dos redactores que han oído campanas pero que no saben dónde… “Houston, Houston, el Marca tiene un problema”.

Por cierto, este año 2020 se van a conmemorar los cincuenta años del Apolo 13. Estad atentos porque algo comentaremos por aquí.

RECOMENDACIONES (AMAZON):
ANOTACIONES RELACIONADAS:

La exposición “De Madrid a la Luna” viaja a Santander

20 enero 2020

Exposición “De España a la Luna” en Santander.

Gracias al empeño, ilusión e inquietud de Mario Crespo, director del Centro de Educación de Personas Adultas (CEPA) “Escuelas Verdes” de Santander, se ha conseguido que la exposición “De Madrid a la Luna”, que se puede ver en el Espacio Fundación Telefónica de Madrid, se traslade a este centro cántabro bajo el título “De España a la Luna”.

Exposición “De España a la Luna” en Santander. Vista general del espacio expositivo.

Se me olvidó mencionarlo antes en el blog para su mayor difusión. Mis disculpas. Como digo, en los pasillos de este lugar se pueden ver los paneles replicados de la expo de Madrid con los mismos textos y fotografías. Obviamente, adaptados al formato correspondiente. Por cierto, labor realizada excelentemente por Alberto, el diseñador gráfico. Además, se han recopilado un montón de revistas y libros relacionados con el tema lunar, así como un buen puñado de sellos conmemorativos (astro filatelia). Uno de los objetos que se expone en una de las vitrinas y que a mí personalmente me ha llamado mucho la atención, es una moneda conmemorativa de Apolo 11. ¡Ah! también se pueden ver los videos que hay en la exposición original.

Exposición “De España a la Luna” en Santander. Moneda expuesta.

Se trata de una breve itinerancia de dos meses que comenzó el pasado martes 7 de enero de 2020 y terminará el próximo 28 de febrero. El CEPA “Escuelas Verdes” de Santander está en la calle Enrique Gran, s/n. Advierto que, si vais en coche, el aparcamiento por la zona está bastante complicado. El horario de visita es de lunes a jueves de 9 a 21h y los viernes de 9 a 18h.

Exposición “De España a la Luna” en Santander. Vitrina con libros y revistas.

Personalmente me ha hecho mucha ilusión este proyecto; uno por estar en mi ciudad y dos por ser Mario el que lo ha gestionado. Además, fue todo un poco sorpresivo ya que conozco a Mario desde hace tiempo (incluso salió mencionado en una entrada de este blog hace diez años) pero me enteré (casi por casualidad) de su interés por la exposición cuando se empezó a plantear la itinerancia en Telefónica. Así que, ya digo, feliz por partida doble.

Exposición “De España a la Luna” en Santander. Créditos.

He de agradecer personalmente a Mario y al Centro su gran interés por llevar esta exposición al CEPA para que los alumnos y los visitantes que acudan allí puedan aprender y conocer esta parte desconocida de la historia de nuestro país, además de por haberme invitado a impartir un par de conferencias sobre el asunto a sus alumnos. Fue un auténtico placer. Muchas gracias de nuevo por todo. ¡Ah! y gracias también a El Diario Montañés por hacerse eco de la noticia. 😊

Recorte de la noticia aparecida en El Diario Montañés del 9 de enero de 2020 sobre la exposición.

Acabo ya, no sin antes invitaros a pasar por el CEPA recordando que hay que darse prisa porque la muestra solo estará disponible dos meses y el tiempo se pasa volando.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Fresnedillas, una historia alunizante (video)

17 enero 2020

El Ayuntamiento de Fresnedillas de la Oliva, a través del Museo lunar de esta localidad madrileña, ha publicado recientemente un corto de siete minutos titulado “Fresnedillas, una historia alunizante”. En él se recuerda la participación de la estación de seguimiento de vuelos espaciales tripulados que se instaló en las afueras de Fresnedillas para dar soporte a todas las misiones Apolo a la Luna. Esta estación era conocida como Madrid Apollo Prime” (MAD) en el argot de NASA. Para el visitante neófito del blog, decir que aquí podrá encontrar multitud de información sobre “la base”, como era conocida entre los trabajadores de la misma.

Catálogo de la época de la estación de Fresnedillas (Madrid Apollo Prime – MAD)

Durante siete minutos y medio se puede disfrutar de imágenes de la época y de testimonios de algunos de los protagonistas como los de Don Manuel Bautista, Don Luis Ruiz de Gopegui y Don José Manuel Grandela. Por cierto, es emocionante ver emocionarse al Doctor Bautista recordando aquella gesta.

El video ha sido editado por el infatigable Mike Plonsky y recuerda mucho al que realizó hace unos años como presentación del Complejo de Comunicaciones con el Espacio Profundo de Madrid (MDSCC en sus siglas en inglés) y del que hablamos aquí hace nueve años ya. Por cierto Mike, si lees esto, te agradecería que me comentaras qué música de fondo has utilizado en el video.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Entrevista de radio a Luis Ruiz de Gopegui sobre el programa SETI

7 enero 2020

April Radio ha subido a su canal de YouTube una entrevista radiofónica a Don Luis sobre el programa SETI.

Desconocemos la fecha en la que se realizó pero, escuchando la voz de Luis, suponemos que es de hace ya bastantes años.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Efemérides relacionadas con la carrera espacial para este año 2020

2 enero 2020

Después de la cantidad de conmemoraciones y eventos que tuvimos el año pasado llegamos al 2020.  Durante este año que ahora comienza, se van a celebrar las siguientes efemérides relacionadas con el Programa Apolo y la carrera espacial:

  • 60 años de la firma del tratado entre España y EE. UU. para construir una estación de seguimiento del Programa Mercury en Maspalomas (18 de marzo de 1960).
  • 55 años de la recepción de la primera fotografía de Marte tomada por la sonda Mariner 4 en la estación de Robledo de Chavela (Madrid), hoy MDSCC (15 de julio de 1965).

First close-up image of Mars, from the Mariner 4 spacecraft

  • 55 años de la visita de los astronautas Conrad y Cooper a Maspalomas (Gran Canaria) (28-29 de septiembre de 1965).
  • 50 años de la visita a Maspalomas de los astronautas del Apolo 12 (febrero 1970).
  • 50 años de la inauguración de la antena Buitrago II de Telefónica que operaba en la red NASCOM (6 de abril de 1970).
  • 50 años de la misión Apolo 13 (Abril de 1970).

Insignia de la misión Apolo 13

  • 45 años de la misión conjunta Apolo-Soyuz (Julio de 1975).
  • 30 años del fallecimiento de Ronald Evans, piloto del módulo de mando del Apolo 17 (7 de abril de 1990).
  • 5 años del fallecimiento de Don Manuel Bautista Aranda (12 de noviembre de 2015).
  • Primer aniversario del fallecimiento de Don Luis Ruiz de Gopegui (6 de agosto de 2019).
  • Primer aniversario del fallecimiento de Christopher C. Kraft (22 de julio de 2019).

Mi visita a las estaciones INTELSAT de Telefónica en Gran Canaria (4 de 4)

23 diciembre 2019

Con este post acaba la serie de cuatro artículos relacionados con mi reciente viaje a Canarias con motivo de la inauguración de la exposición “De Maspalomas a la Luna”. En esta exposición se cuenta, principalmente, el papel que tuvieron las estaciones de seguimiento de vuelos tripulados que NASA, junto con el INTA, situó en Gran Canaria durante los años 60.

INTRODUCCIÓN

Cuando terminó el Programa Géminis con el amaraje de la última misión tripulada el 15 de noviembre de 1966, se decidió trasladar la estación de seguimiento ubicada en tres parcelas próximas al faro de Maspalomas a otro lugar. Los motivos principales para tomar esta decisión fueron dos: en primer lugar, los requerimientos técnicos exigidos con relación a las comunicaciones con la nave y los astronautas para el Programa Apolo, hacía necesario abordar un cambio tecnológico. Para las comunicaciones de esas misiones se iba a utilizar la Banda S Unificada (USB en sus siglas en inglés), que demandaba de antenas y equipamientos más grandes. Estos nuevos equipos deberían estar instalados todos juntos en una única parcela. En segundo lugar, la presión turística en la zona del faro y las posibles interferencias debidas a esta nueva actividad, aconsejaban alejar a los nuevos trasmisores y receptores de esas posibles fuentes electromagnéticas que dificultaran las misiones lunares. Por ello, en 1967, se construyó una nueva y moderna estación en la zona de Montaña Blanca para que albergase a la, ya inolvidable, antena blanca de 10 metros de diámetro en Banda S Unificada.

Antena en Banda S Unificada (USB) de 10 metros de diámetro en la Estación NASA/INTA de Maspalomas (CYI).

Otro cambio fundamental que fue necesario acometer tenía que ver con la red NASCOM. Recordamos que esta red (NASA Communicatios Network en inglés) era la encargada de trasmitir toda la información que se captaba en las estaciones de la red de vuelos espaciales tripulados (MSFN en sus siglas en inglés), como la de Maspalomas o la de Fresnedillas en Madrid, hacia el centro de control de misión en Houston (Texas) y viceversa. Hasta el Programa Géminis la red NASCOM funcionaba por medio de cables telefónicos, enlaces de microondas, enlaces vía radio y cables submarinos principalmente, pero para las misiones lunares esto era insuficiente. Se exigía más capacidad y más fiabilidad. Y en aquellos tiempos sólo las comunicaciones vía satélite (que habían comenzado a funcionar comercialmente unos pocos años antes) eran capaces de atender esos requerimientos. Por esta razón, la Compañía Telefónica Nacional de España (CTNE) firmó con NASA un contrato en 1967 con el fin de que esta última instalara una serie de estaciones de comunicaciones por satélite en España para integrarse en la red NASCOM, a través de satélites INTELSAT, y dar servicio a las misiones lunares de NASA.

Portada del contrato entre NASA y Telefonica del año 1967 para la integración en la red NASCOM. El original está expuesto en la exposición “De Madrid a la Luna” hasta el 2 de febrero de 2020. Cortesía: Fundación Telefónica.

LAS ESTACIONES INTELSAT DE TELEFÓNICA

Telefónica decidió instalar dos estaciones en España. Una, la principal, en Buitrago del Lozoya (Madrid) para dar servicio especialmente a la estación de Fresnedillas (Madrid Apollo Prime en terminología de NASA) y otra en Maspalomas (Gran Canaria) para dar servicio a la nueva estación de la que hemos hablado antes y que era conocida en NASA con las siglas de CYI (Gran CanarY Island Station).

NASA: Antenas españolas en Banda S Unificada (Fresnedillas, Robledo y Maspalomas)

A diferencia de la estación de Buitrago, que constaba de una antena de casi 26 metros de diámetro, la estación de Telefónica en Maspalomas tenía dos antenas de 12 metros. Esta estación operó solo tres años, es decir, desde 1968 (con los primeros vuelos tripulados del Programa Apolo) hasta el año 1971. Año en el que se cerró porque la CTNE abrió en Agüimes, también en la isla de Gran Canaria, otra estación, con una antena más grande de 30 metros de diámetro, que sería la encargada de enlazar con Estados Unidos durante las últimas misiones Apolo. Como curiosidad, quiero comentar que gracias a esa nueva antena los habitantes de las Islas Canarias pudieron ver la televisión en el mismo momento en que se veía en la península dado que, hasta entonces, los programas de televisión se emitían en Canarias con un día de retraso, es decir, lo que se veía en la península un sábado, por ejemplo, es lo que se veía en las islas el domingo. Una ventaja más de los satélites de comunicación para la vida de las personas.

Telefónica: Antenas Intelsat – NASCOM para el Programa Apolo. Fotos: cortesía de Telefónica.

MASPALOMAS

En mi reciente viaje a Maspalomas, traté de localizar, como si fuera un arqueólogo espacial, el lugar donde se encontraba situada esa primera estación de Telefónica, la de las dos antenas, dado que se desmanteló hace ya muchos años. La empresa no fue fácil. De hecho, fue imposible. Previamente al viaje leí documentación de Telefónica, pregunté a varias personas que estuvieron allí en aquellos años, e incluso, busqué en Google Maps por si encontraba alguna pista que me pudieran indicar la localización exacta. Pero, como digo, fue imposible determinar el lugar. Estuve dando una vuelta por la zona de Pedrazo bajo a ver si era capaz de reconocer algún hito basándome en las fotografías que hay de la estación, mirando los alrededores o incluso las montañas de la sierra, hacia el norte, pero nada. Además, aquella zona, la más probable, está actualmente muy urbanizada, con un montón de viviendas, sin olvidar que hace unos años se construyó por allí la autopista GC-1.

Estación INTELSAT de comunicaciones vía satélite de Telefónica en Maspalomas. (1968-1971). Esta estación ya no existe. Foto: NASA S68-37987.

Tuve que desistir, por el momento, y olvidarme de la estación de Maspalomas. Por cierto, aprovecho el artículo para agradecer de antemano a algún posible lector del blog que conozca el lugar y tuviera a bien decírmelo.

Panorámica desde Pedrazo bajo apuntando hacia el Norte (Maspalomas – año 2019).

AGÜIMES

Quedaba ya abordar la última etapa de este viaje de “arqueología espacial”, como muy bien lo definió mi amigo Luis. El objetivo no era otro que acercarme a ver la enorme antena de Agüimes, a unos 36 kilómetros al sur de Las Palmas de Gran Canaria, en la zona de La Goleta. Localizarla no fue difícil. Como la instalación sigue existiendo, aunque Telefónica la tiene cerrada y, por tanto, sin uso, es muy fácil encontrarla. Sólo hay que ir por la autopista GC-1, salirse a la altura del Cruce de Arinaga, y coger la carretera GC-104 en sentido Los Corralillos. La antena se ve enseguida dada sus dimensiones. De hecho, se ve desde la autopista. Es fácil parar y darse una vuelta por los alrededores, pero, como digo, no se puede entrar dentro porque la estación está en desuso, lo que no quita para admirar las grandes dimensiones de su antena de 30 metros. Me produce una sensación extraña cada vez que observo y me planto delante de una de estas antenas. Es raro verlas quietas, paradas, apuntando al cielo, eso sí, como estatuas que recuerdan un pasado glorioso. Porque, en efecto, el pasado fue glorioso. Nada más y nada menos que aproximadamente un tercio de todas las comunicaciones y datos que se generaron en todas las primeras expediciones del ser humano a la Luna pasaron por estas antenas españolas. Casi nada.

Estación de Telefónica en Agüimes (Gran Canaria) para operar satelites INTELSAT dentro de la red NASCOM. Actualmente en desuso. Foto: MrGorsky, año 2019.

ANOTACIONES RELACIONADAS: