Lo que ha divulgado el cine sobre la Luna

1 marzo 2017

01-le-voyage-dans-la-lune-560x162pxDesde los inicios del cine, éste no ha sido ajeno a contar y divulgar historias sobre la Luna. Historias de todo tipo; reales o inventadas, dramas o comedias. Y es que la Luna siempre ha estado ahí, encima de nosotros, durante generaciones y generaciones de seres humanos que imaginaron cómo sería viajar y estar sobre nuestro satélite. El cine, como el resto de las artes, nos ha ayudado a sentir y a evocar lo que sólo 12 hombres pudieron hacer entre 1969 y 1972.

Si echamos la vista atrás, entre los años 1902 y 1929 se produjeron tres películas mudas que, sin duda, han pasado a la historia del cine. La primera de ellas es “El viaje a la Luna” (Le Voyage dans la lune) de Georges Méliès. Seguramente sea la primera película de ciencia ficción que se hizo. En 1919 se adaptó una novela de H.G. Wells para realizar la película “El primer hombre sobre la Luna” (The first men in the moon) y en 1929 el director Fritz Lang envió a la primera mujer allí en “Una mujer en la Luna” (Frau im Mond) después de realizar una de las primeras cuentas atrás de la historia de los lanzamientos espaciales.

02-con_destino_a_la_luna-560pxLa mitad del siglo pasado fue una época bastante prolífica en cuanto a viajes cinéfilos a nuestra satélite. En 1950 se estrenó “Con destino a la Luna” (Destination Moon), una película en Tecnicolor, bastante realista, por cierto, y Óscar a los mejores efectos especiales que ha quedado ya como un clásico del género. Dos años más tarde, Commando Cody tuvo que enfrentarse al rey Retik de la Luna el cual quería apoderarse de la Tierra en “Radar men from the moon”.  En 1953, “Proyecto Base lunar” (Project Moon Base) ya se imaginaba que en los años 70 estaríamos pisando la Luna en medio de la Guerra Fría. Ese mismo año se estrenaba otra maravilla que hará las delicias de muchas mujeres (y hombres) de hoy en día, “Las mujeres gato de la Luna” (Cat-Women of the Moon) en donde unas mujeres vestidas de gato, obvio, quieren liberar a las mujeres terrestres del poder de los hombres, ¿les suena? El año 1958 fue bastante intenso en historias lunares contadas en el cine. Incluso en Italia se atrevieron a enviar a Totó a nuestro satélite en “Totó en la Luna” (Totò nella Luna). “Invasión a la Luna” (Missile to the moon) fue otra cinta que dejó clara la presencia femenina en la Luna. Tampoco podemos olvidar la adaptación de la novela de Julio Verne “De la Tierra a la Luna” (From the Earth to the Moon) que se hizo ese año en Estados Unidos. Finalmente, la década terminaba con una invasión de extraterrestres que procedían de la Luna y que tenían la rara habilidad de adueñarse de los cadáveres de nuestros muertos en “Invasores invisibles” (Invisible invaders).

03-cuenta_atras-560pxLa década de los 60, tan importante para la Historia de la carrera espacial, comenzó con “12 to the moon” con más extraterrestres peligrosos, con una comedia para buscar al astronauta ideal en “Man in the moon” y con una película erótica en donde veíamos como la Luna estaba habitada por mujeres desnudas en “Nude on the moon”. En 1963 se estrenaba “Un ratón en la Luna” (The mouse on the moon) otra comedia absurda a más no poder sobre la carrera espacial librada por los norteamericanos y los soviéticos. Un año después se volvía a adaptar la novela de H. G. Wells “First men in the moon” con el título de “La gran sorpresa”. Posteriormente llegaría “Motín en el espacio exterior” (Mutiny in Outer Space) que tiene a un hongo asesino de protagonista, nada menos. En 1967 se estrenaban las comedias “Chiflados del espacio” (Rocket to the Moon) y “El astronauta reacio” (The Reluctant Astronaut) con Leslie Nielsen entre sus protagonistas. En el año 1968, cuando el Programa Apolo empezaba a enviar las primeras misiones tripuladas con el Apolo 7 y el Apolo 8, se estrenó otra película italiana titulada “Órbita mortal” (…4 …3 …2 …1 …morte) en donde, esta vez, somos los humanos los que ayudamos a los extraterrestres. También en ese año se estrenó “Cuenta atrás” (Countdown) en donde se envía a James Caan a la Luna en una misión suicida pero con un trasfondo muy realista sobre el Programa Apolo. Como inciso, también diremos que en 1968 se estrenó “2001, una odisea en el espacio”, en donde hay un extraño monolito sobre una (la) Luna. Un año más tarde, en 1969, cuando el Hombre llegó a la Luna, pudimos ver en los cines “Luna cero dos” (Moon zero two) donde se trata el asunto de los viajes espaciales para turistas y “Atrapados en el espacio” (Marooned) que, aunque no está ambientada específicamente en la Luna, tiene a Gregory Peck, Richard Crenna y Gene Hackman como protagonistas y merece la pena ser visionada.

03-el_astronauta-560pxLos españoles no podíamos desaprovechar los momentos históricos que se estaban desarrollando a principio de los años 70 en relación a nuestro satélite natural, así que José Luis López Vázquez, José Sazatornil, Antonio Ozores y José Luis Coll se pusieron manos a la obra para enviar a Tony Leblanc  a pisar la Luna y arrebatar a los norteamericanos ese honor en “El astronauta”. Por cierto, hay que decir que algunas secuencias de esta película se grabaron en la estación de seguimiento de Fresnedillas (Madrid). Pocas películas sobre el tema se han localizado en instalaciones reales e históricas. Cinco años después de aquello, Italia volvió a sorprendernos con “Huellas de pisadas en la Luna” (Le orme) en donde se contaban las extrañas visiones de la protagonista acerca de un astronauta con cara de Klaus Kinski. Ese mismo año se estrenó “Polizón a la Luna” (Stowaway to the Moon) con un niño de 11 años que desea ver las estrellas y lo consigue casi sin querer. En 1976 se adaptaba para televisión la vida de Buzz Aldrin, segundo hombre en pisar la Luna con el Apolo 11, en “Regreso a la Tierra” (Return to Earth). Casi a punto de finalizar la década de los 70 se volvió a adaptar una novela de H. G. Wells en “El mundo que viene” (The Shape of Things to Come) relatándonos cómo puede ser la vida en colonias en la Luna.

La década de los años 80 no fue muy prolífica en cuanto a cine sobre la Luna, a lo mejor por el influjo que empezaba a tener Marte como anhelo próximo. Sin embargo, en 1987, se estrenaba “Amazonas en la Luna” (Amazon Women on the Moon) el típico despropósito de aquellos años. Dos años más tarde podíamos ver “Trampa en la Luna” (Moontrap), con más robots que quieren invadirnos desde nuestro satélite.

apolo-13Los 90 tampoco fueron años de mucha producción sobre la Luna. Se empezaba con una película de terror en el espacio llamada “La cara oculta de la Luna” (The Dark Side of the Moon) que seguro que hace las delicias de Iker Jiménez. Sin embargo, en 1995 se estrenó “Apolo 13” (Apollo XIII). Una obra maestra y la mejor película que se ha hecho sobre el Programa Apolo. El nivel de detalle y exactitud sobre la, posiblemente, mejor actuación de toda la historia de NASA, a pesar de ser una misión fallida, es abrumador. No es de extrañar que Tom Hanks cogiera el testigo tres años después  y decidiera producir una serie para televisión de 12 capítulos contando todo el Programa Apolo, con ese mismo equipo técnico, que es casi mejor aún que la propia película. Estamos hablando de “De la Tierra a la Luna” (From the Earth to the Moon).

05-moon-560pxEl nuevo milenio comenzó con Clint Eastwood narrando, como solo él sabe hacer, una historia del espacio llamada “Space Cowboys”. La Luna no es protagonista de la misma pero sí que tiene una secuencia final con Frank Sinatra cantando “Fly me to the Moon” de las que no se olvidan. Tuvimos que esperar nueve años más para ver otra grandiosa película, rodada con muy pocos medios pero con mucha imaginación, titulada “Luna” (Moon) en donde podemos ver a un enorme Sam Rockwell. En 2010, la BBC emitió por televisión la adaptación, una vez más, de la novela de H. G. Wells con el título de “Los primeros hombres sobre la Luna” (The First Men in the Moon).

A partir de 2011 nos encontramos, solamente, con películas sobre la conspiración lunar. La moda empezó con “Apolo 18” (Apollo 18), una película de terror rodada con metraje encontrado que nos habla de una misión secreta durante el Programa Apolo. Por otro lado tenemos “Caminantes lunares” (Moonwalkers) de 2015 y finalmente “Operación Avalancha” (Operation Avalanche) todas pasaron sin pena ni gloria.

En estos tiempos en los que el ser humano no sabe muy bien qué hacer en el espacio, donde el viaje a Marte parece ser el siguiente paso natural que se debería tomar pero que resulta, no nos engañemos, extremadamente complicado y caro, quizás deberíamos volver a mirar un poco más cerca para darnos cuenta de que, en el fondo, lo que habría que hacer sería volver a la Luna. A lo mejor, recordando las películas anteriormente citadas, podemos volver a recuperar ese espíritu aventurero, propio de nuestra especie, y que hizo que quisiéramos no solamente observar ese gran punto blanco que hay en el cielo sino ir allí en persona.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Concurso John F. Kennedy Space Center: Sorteo de un souvenir book de 1969 (Cerrado)

7 diciembre 2016

01 JFK Space Center Souvenir BookHace casi un año (febrero 2016) os hablaba de esta publicación de 1969 (podéis recuperar aquí el artículo) en donde se mostraba de forma muy fotográfica cómo era el John F. Kennedy Space Center (Cabo Cañaveral), en los años previos a los aterrizajes en la Luna por parte de las nave Apolo.

Como os decía en el artículo, tengo dos ejemplares y he decidido sortear uno de ellos, que está en perfectas condiciones, entre los lectores de este blog, a modo de regalo de Navidad (el ganador se comunicará el día de Reyes de 2017).

¿Qué tenéis que hacer para optar a llevaros este ejemplar?

Muy sencillo, seguirnos en Twitter y/o Facebook y después contestarnos a la pregunta que os formulamos más abajo.

TWITTER:

Síguenos en Twitter (@bkrio).
Tuitea desde tu cuenta el siguiente tuit: “Quiero participar en el sorteo del souvenir book del JFK Space Center @bkrio”.
Mándanos un correo a: mrgorsky@hotmail.es indicándonos tu nombre y tu usuario Twitter.

FACEBOOK:

Síguenos en Facebook (enlace: https://www.facebook.com/programaapollo).
Dale al “Me gusta” a nuestra publicación del concurso y compártela en tu muro.
Mándanos un correo a: mrgorsky@hotmail.es contestando a  la siguiente pregunta:

PREGUNTA: ¿Si pudieras hablar con algún astronauta que pisó la Luna, qué le dirías?

CONDICIONES:

*Solo se admite una participación por usuario. Podéis elegir tanto Twitter como Facebook para participar. De entre todas las respuestas recibidas, un jurado compuesto por colaboradores de Mr.Gorsky elegirá el ganador/a, premiando la creatividad y originalidad de la respuesta. Así que afinad vuestra imaginación porque el premio bien lo vale:)

**Concurso válido sólamente en territorio español.

Tenéis hasta las 23:59 del jueves 5 de enero de 2017 (noche de Reyes) para concursar.


ACTUALIZACIÓN:

Y el ganador (en este caso ganadora) del concurso es: Arantxa Gonzalo (@aran_Gonzalo).

Su pregunta fue si los astronautas del Apolo llevaban equipaje de mano y qué es lo que hacían con la ropa sucia.

Enhorabuena a la ganadora por el premio y por la divertidas preguntas que nos habéis enviado. El ejemplar llegará por correo postal en unos días. Y agradeceríamos a Arantxa que comparta con nosotros una foto cuando por fin reciba el premio en casa.

Muchas gracias a todos los que habéis participado. En breve llegarán más concursos, así que no os mováis mucho:)


La ventana al espacio de la Catedral Nacional de EEUU en Washington

19 mayo 2016

national-cathedral-space-window3El 21 de Julio de 1974, en una breve ceremonia, la tripulación del Apolo 11 hizo entrega a la Catedral Nacional de EE.UU. en Washington, de una piedra lunar recogida en el Mar de la Tranquilidad. La roca lunar tenía un peso de 7,18 gramos y una edad estimada de 3.600 millones de años. El regalo fue hecho con la autorización del Presidente de los EE.UU. Richard Nixon.

national-cathedral-space-window2Además, el administrador de la NASA por aquel entonces, Thomas O. Paine, donó también una vidriera a la Catedral. Esta vidriera sería conocida como “la ventana al espacio” y tenía la peculiaridad de que, incrustada en la misma, iba la roca lunar regalada.

La vidriera fue diseñada por el artista Rodney Winfield que también supervisó su construcción. En color naranja, rojo y blanco se representaban las estrellas y los planetas sobre un campo azul y verde.

La roca lunar fue colocada y precintada dentro de una cápsula llena de nitrógeno de unos 6,3 cm de diámetro y se situó en el centro de la mitad superior de la vidriera.

Así que ya sabéis, si vais a Washington D.C. no dejéis de ir a ver esta auténtica curiosidad.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Bookmark and Share


El John F. Kennedy Space Center en 1969

25 febrero 2016

El otro día andaba yo buscando algo entre las carpetas que tengo con material del Programa Apolo y la exploración espacial y me encontré con dos ejemplares de un libro de fotografías editado en 1969 del John F. Kennedy Space Center, el famoso Cabo Cañaveral. No recuerdo muy bien porqué tengo dos ejemplares, pero seguramente uno de ellos vendría junto con algún otro objeto, algún libro, que adquirí hace años en eBay.

Bueno el caso es que me he decidido a compartirlo con vosotros, como ya hice en su día con el histórico catálogo verde de Fresnedillas y aquí está el resultado.

Espero que disfrutéis tanto como yo de las fotografías y de la pátina, si se me permite decirlo, tan característica que tiene y que es tan típica de las publicaciones espaciales de aquellos años.

01 JFK Space Center Souvenir Book

02 y 03 JFK Space Center Souvenir Book_06 y 07 JFK Space Center Souvenir Book08 y 09 JFK Space Center Souvenir Book10 y 11 JFK Space Center Souvenir Book12 y 13 JFK Space Center Souvenir Book14 y 15 JFK Space Center Souvenir Book16 y 17 JFK Space Center Souvenir Book18 y 19 JFK Space Center Souvenir Book20 y 21 JFK Space Center Souvenir Book22 y 23 JFK Space Center Souvenir Book24 y 25 JFK Space Center Souvenir Book26 y 27 JFK Space Center Souvenir Book28 y 29 JFK Space Center Souvenir Book30 y 31 JFK Space Center Souvenir Book32 y 33 JFK Space Center Souvenir Book34 y 35 JFK Space Center Souvenir Book36 JFK Space Center Souvenir Book

ANOTACIONES RELACIONADAS:
Bookmark and Share

David Bowie y el Apolo 11

11 enero 2016

Hoy, día 11 de enero de 2016, nos hemos enterado y entristecido por el anuncio del fallecimiento del cantante británico David Bowie.

Aunque este blog no trata sobre música en particular, si queremos recordar aquí que Bowie fue un gran aficionado al tema espacial. Prueba de ello es que compuso multitud de canciones relacionadas con la astronomía y la exploración espacial.

Su primer gran éxito, en este sentido, fue la canción Space Oddity, publicada el 11 de julio de 1969, es decir, 10 días antes de que el módulo lunar del Apolo 11, con Neil Armstrong y Buzz Aldrin tocara la superficie lunar.

Aldrin en la Luna

Si esta coincidencia no fuera suficiente, hay que añadir, además, que la canción fue utilizada por la BBC (la cadena de televisión pública británica) en la cobertura del evento del Apolo 11 lo que ayudó a Bowie a estar rápidamente en la lista de los más vendidos.

El 20 de Julio de 2009, coincidiendo con el 40 aniversario de la canción y del Apolo 11, Space Oddity fue publicada digitalmente en un Extended Play (EP) que contenía cuatro versiones de la misma.

D.E.P David Bowie, esperando que ya te hayas podido encontrar con el mayor Tom allá donde estés.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Bookmark and Share


10 cosas que tal vez desconocías sobre los parches de las misiones Apolo

15 octubre 2015

La insignia o parche de cualquier misión espacial es una forma visual de identificar y diferenciar cada una de estas misiones además de representar, simbólicamente, una serie de conceptos y valores. A continuación os contamos diez curiosidades sobre las insignias del Programa Apolo.

La importancia del número 8 en la trayectoria a la Luna.

Insignia del Apolo 8La forma triangular de la insignia del Apolo 8 simboliza el módulo de mando de la nave Apolo. El número 8 en rojo que rodea a la Tierra y a la Luna, no solo representa el número de la misión sino también las trayectorias seguidas por la nave en su camino hacia y desde la Luna. Es lo que se conoce como inserción translunar e inserción transterrestre.

Un pequeño punto rojo en el Apolo 9.

Insignia del Apolo 9Los nombres de los astronautas aparecen alrededor del borde superior y el del nombre de la misión en la parte inferior. La letra “D” en McDivitt tiene el interior pintado de color rojo para simbolizar que se trataba de una misión tipo “D” dentro de la serie de misiones del Programa Apolo.

We came in peace for all Mankind…

Insignia del Apolo 11En el Apolo 11, el águila americana, símbolo de los Estados Unidos, está a punto de aterrizar en la Luna. En sus garras lleva una rama de olivo para indicar que los astronautas llegan en paz en nombre de toda la Humanidad. También, por esa razón, no se escribieron los nombres de los astronautas en la insignia. La Tierra está sobre un fondo negro para representar el enorme vacío del espacio exterior.

El espacio hoy es como el océano para nuestros antepasados.

Insignia del Apolo 12Un clíper americano y la utilización del color azul marino con el oro significaban que los astronautas del Apolo 12 pertenecían, todos ellos, a la Marina de los EE.UU. También se quiso comparar como los clíperes, en el pasado, unían costas distantes entre sí con el hecho de que naves espaciales abrieran los nuevos caminos entre los planetas.

Recordando a un compañero fallecido.

Clifton WilliamsTambién en la insignia del Apolo 12 se ven cuatro estrellas que representan a la tripulación y al astronauta Clifton Williams que iba a ser el piloto del módulo lunar si no hubiera muerto en un accidente aéreo.

El pin dorado de NASA.

Insignia del Apolo 14El parche del Apolo 14 lleva el pin dorado de los astronautas. Un pin que se otorga a los astronautas que han volado al espacio. Como se puede observar, el pin dorado se acerca a la Luna dejando un rastro desde el lugar de despegue en la Tierra.

Pájaros en un diseño italiano.

Insignia del Apolo 15En el centro se representan tres pájaros estilizados simbolizando a la tripulación del Apolo 15, se superpusieron sobre el lugar de aterrizaje en la Luna; el valle Hadley Riley a los pies de los Apeninos lunares. Hay dos pájaros que vuelan más cerca de la superficie y representan a los dos miembros de la tripulación que realmente aterrizaron en la Luna. El diseño de este parche fue realizado por el diseñador de ropa italiano Emilio Pucci.

En este mismo parche, en el centro y a la derecha de los pájaros, se formó el número romano “XV” de la misión aprovechando una serie de formaciones lunares.

El chebrón de oro.

Insignia del Apolo 16Descansando en un campo gris que representa la superficie lunar, el escudo de rayas y el águila de América rindió homenaje al pueblo de los Estados Unidos en el parche del Apolo 16. Cruzando el escudo, mientras orbita la Luna, está un chebrón de oro, a menudo también llamado vector, igual al que hay en rojo en la insignia de NASA. Este chebrón es un ala que representa a la aeronáutica. En el borde de la insignia hay dieciséis estrellas que representan el número de misión y los nombres de los tripulantes.

Una escultura vaticana usada como modelo.

El Apolo de BelvedereComo se puede ver, la insignia del Apolo 17 está dominada por la imagen del Dios griego del Sol, el Dios Apolo. El modelo utilizado para el rostro es la escultura del Apolo de Belvedere situada en el Museo Pío-Clementino de los Museos Vaticanos de Roma.

El parche de la última misión Apolo es puro simbolismo.

Insignia del Apolo 17En el parche del Apolo 17 se puede ver, suspendida en el espacio, detrás de la cabeza de Apolo, un águila americana. Las barras de color rojo en el ala del águila representan las barras de la bandera de los Estados Unidos. Las tres estrellas blancas simbolizan a los miembros de la tripulación. El fondo es de color azul oscuro. Dentro están la Luna, Saturno y una galaxia espiral. La Luna fue en parte cubierta por el ala del águila que sugiere que se trata de un cuerpo celeste visitado y conquistado por los seres humanos. El empuje del águila y la mirada de Apolo hacia Saturno y la galaxia da a entender que las metas humanas en el espacio incluirán algún día la visita a los planetas y tal vez a las estrellas. Los colores de la insignia son el rojo, el blanco y el azul, los colores de la bandera norteamericana, con la adición del oro como símbolo de la época dorada de los vuelos espaciales.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Bookmark and Share


Video: otra forma de ver los parches de las misiones Apolo

17 abril 2015

Neil Smith ha animado, en un video, los parches de cada misión tripulada del Programa Apolo. El resultado, como podéis comprobar, es magnífico. Si a esto, ya de por sí muy interesante, le añades de fondo algún comentario representativo de cada misión el resultado final es maravilloso.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Bookmark and Share