¿Por qué el cohete utilizado en el Programa Apolo se llamaba Saturno?

8 febrero 2017
lanzamientos-del-saturno-v

Todos los lanzamientos del cohete Saturno V

El 15 de agosto de 1958, la Agencia de Proyectos Avanzados de Investigación del Departamento de Defensa (ARPA) aprobó, en la orden número 14-59, el anteproyecto para desarrollar un cohete pesado de varias etapas y motores. La primera etapa debería proporcionar 6,7 millones de Newtons de fuerza y fue inicialmente concebido por los diseñadores de la Agencia de Misiles Balísticos del Ejército (ABMA). Así mismo, se le denominaba como Juno V.

Pero en octubre de 1958, el Dr. Wernher von Braun, Director de la División de Operaciones de Desarrollo de ABMA, propuso que el Juno V fuera renombrado como Saturno, cosa que aprobó el ARPA oficialmente el 3 de febrero de 1959.

Wernher von Braun a los pies del Saturno V

Wernher von Braun a los pies del Saturno V

El nuevo nombre escogido por Von Braun era significativo por tres razones:

  • El planeta Saturno es uno de los objetos celestes más brillante del firmamento, por lo que parecia apropiado asociar este nombre al nuevo y poderoso cohete.
  • Saturno, además, es el siguiente planeta después de Júpiter, así que la progresión en el nombre se correspondía con la progresión de los cohetes llamados Júpiter que también había desarrollado ABMA.
  • Finalmente, Saturno es el nombre de un dios romano, por lo que la nueva denominación seguía la costumbre de los Estados Unidos de nombrar a sus cohetes con nombres de dioses mitológicos y héroes clásicos.

Para más información se pueden consultar las siguientes fuentes:
Libro: ORIGINS OF NASA NAMES (NASA SP-4402).
Libro: STAGES TO SATURN por Roger E. Bilstein.

A continuación, un video maravilloso con el lanzamiento de un Saturno V mientras suena la canción Ask the mountains de Vangelis:

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Operación Avalancha, otra (mala) película sobre la conspiración lunar

1 febrero 2017

Operación Avalanchaoperacion-avalancha de Matt Johnson y Josh Boles (2016). Parece que se está poniendo de moda últimamente hacer películas sobre la conspiración lunar. Si hace unos meses reseñábamos, en este mismo blog, la película protagonizada por el estupendo Ron Perlman titulada Moonwalkers (2015), sobre cómo los máximos responsables de NASA, con la inestimable ayuda de la CIA, intentaban contratar a Stanley Kubrick para que filmara en un plató el supuesto montaje lunar, ahora nos llega esta otra cinta que participó en el festival de cine de Sitges del 2016.

El argumento parte de que la CIA cree que un agente soviético se ha infiltrado en NASA en 1967, es decir, el año en el que se produce el accidente del Apolo 1 y dos años antes de que termine el plazo fijado por el Presidente Kennedy para llegar a la Luna. Pues bien, unos tipos que trabajan en el departamento audiovisual de la Agencia, se enteran y proponen a la CIA ir a las instalaciones de NASA para hacerse pasar por unos documentalistas que van a grabar a todos los que trabajan allí con el fin de hacer un falso documental y detectar al supuesto espía. Sorprendentemente la CIA aprueba el plan y los pone manos a la obra. El resultado no lo vamos a desvelar pero realmente es lo de menos.

Es lo de menos porque la película, en nuestra opinión, es poca cosa. Aburrida incluso. Da la sensación de que está grabada con pocos medios, además los actores principales son también los guionistas – y uno de ellos es incluso el director -. La historia es un lío. Enrevesada. Si eso no fuera poco, la cinta tiene un ritmo muy pesado, con diálogos lentos y silencios largos entre frase y frase. Sólo hay una escena reseñable: la persecución de los coches. Lo mejor de la película. No podemos tampoco dejar de mencionar el estilo que han utilizado para contar la historia; el metraje encontrado y los 16 mm.

operacion-avalancha-01Es interesante destacar que muchas secuencias fueron grabadas en las propias instalaciones de NASA, como se puede reconocer en algunos planos, especialmente en el MOCR de Houston, lo cual hace que te preguntes por qué NASA entra al trapo de proyectos que tratan sobre la conspiración lunar. Pues bien, parece ser que el director y guionista del film mintió para conseguir el permiso de NASA. No me extrañaría que ahora se estuvieran arrepintiendo en Houston.

Para echar un poco más de leña al fuego sobre esta película, diremos que también se hace un mal uso de la documentación oficial y de las fotografías, mezclando fechas y misiones. Utilizando documentación y fotografías que aún no se habían creado por ser de misiones posteriores a 1967. Eso sí, para el espectador que no esté acostumbrado a ver los Mission Reports de NASA de aquella época, seguro que dará el pego.

La conspiración lunar sigue de moda, y el cine actual parece que quiere aprovechar el tirón. Sin embargo, lo que realmente se echa de menos son películas como Apolo 13 o series como De la Tierra a la Luna. Auténticas maravillas que siguen fielmente la historia y cuidan los detalles hasta el máximo extremo. No estamos en contra de que se hagan películas de ficción teniendo de base los hechos del Programa Apolo u otros, pero creemos que hacer películas con guiones enrevesados que no aportan nada y echan más gasolina al fuego de los conspiranoicos no es el camino a seguir.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

50 años del incendio del Apolo 1

27 enero 2017
Tripulación del Apolo 1. De izq. a dcha: Gus Grissom, Ed White y Roger Chaffee.

Tripulación del Apolo 1. De izq. a dcha: Gus Grissom, Ed White y Roger Chaffee.

Hoy, 27 de enero de 2017 se cumplen 50 años del terrible accidente del Apolo 1 que costó la vida a sus tres astronautas.

En Mayo de 1961, el Presidente de los EE.UU. fijó el objetivo de llegar a la Luna antes de que acabase esa década por lo que, desde ese momento, toda la Administración norteamericana, liderada por NASA, se puso a trabajar para conseguir la meta de Kennedy.

Los Soviéticos, aunque no lo llegaran a reconocer oficialmente, aceptaron el reto lanzado por Kennedy y, hasta unos años más tarde, siguieron liderando la exploración y la tecnología espacial. Los norteamericanos no podían perder un segundo por lo que George Mueller, el administrador asociado de NASA en aquel momento, decidió que no había tiempo para hacer lanzamientos de prueba unitarios, como se venía haciendo hasta ese momento, y por tanto, había que probar varios componentes a la vez en cada lanzamiento.

La tripulación del Apolo 1 no ocultaba su preocupación sobre ciertos aspectos de la misión.

La tripulación del Apolo 1 no ocultaba su preocupación sobre ciertos aspectos de la misión.

El primer lanzamiento de prueba tripulado se había planeado para el mes de febrero de 1967 y, por esta razón, el 27 de enero de ese año, los astronautas Gus Grissom, Ed White y Roger Chaffee simularon un ensayo dentro del módulo de mando que estaba situado en la plataforma de lanzamiento 34 en Cabo Cañaveral.

Después de unas cuantas horas de ensayo saltó una chispa eléctrica que produjo un incendio catastrófico dentro de la cápsula. Como la atmósfera dentro del módulo de mando era de oxígeno puro produjo que las llamas se extendieran muy rápidamente. Se cree que el astronauta Roger Chaffee fue el que gritó la triste y famosa frase: “¡Hay fuego en la cabina!”. La presión en el interior aumentó y como la escotilla se abría hacia dentro y no hacia fuera de la nave, fue imposible que los astronautas pudieran salir, por lo que murieron enseguida por inhalación del humo. El Presidente de los EE.UU. fue informado prácticamente enseguida del terrible accidente mediante una nota escrita como ya contamos en este blog hace un año.

Almacenamiento del Apolo 1.

Almacenamiento del Apolo 1.

El diario español ABC informaba unos días antes sobre el ensayo previo al lanzamiento y posteriormente, por supuesto, de los terribles acontecimientos ocurridos aquel 27 de enero de 1967.

Noticia sobre el Apolo 1 en el diario ABC del 28 de enero de 1967.

Noticia sobre el Apolo 1 en el diario ABC del 28 de enero de 1967.

Tras el accidente hubo una investigación exhaustiva que aunque no canceló el Programa Apolo, si lo retrasó un tiempo precioso. Sin embargo, las conclusiones de esa investigación hicieron que la seguridad de los futuros vuelos del Programa Apolo aumentara considerablemente. Entre las medidas más importantes que se tomaron con posterioridad estaba la de rediseñar la escotilla de la nave, abriéndose hacia afuera en 10 segundos (la anterior no se podía abrir en menos de 90 segundos), se cambió la atmósfera para que no fuera de oxígeno puro, se mejoró el aislamiento de los cables y se redujo considerablemente el número de materiales inflamables en el interior de la nave. Estas mejoras, probablemente, impidieron que el accidente del Apolo 13 fuera aún más grave cuando se volvió a activar el módulo de mando justo antes de la reentrada en la atmósfera terrestre evitando cortocircuitos en los paneles mojados por la condensación.

Este terrible acontecimiento en la Historia de la exploración humana del espacio impactó en algunos artistas. Es el caso de James Rosenquist que en 1970 pintó un cuadro titulado “Cápsula flamenco”, que dedicó a los tres astronautas fallecidos. Más recientemente tenemos el caso del grupo musical Public Service Broadcasting que dedicó la cuarta canción (Fire in the cockpit) al Apolo 1 en su album “The race for space.

Portada del albúm "The race for Space" de Public Service Broadcasting.

Portada del albúm “The race for Space” de Public Service Broadcasting.

Para finalizar, recordamos las palabras que pronunció Gus Grissom en una entrevista que concedió tres semanas antes del incendio que le costó la vida:

Si morimos, no guarden luto. Estamos embarcados en una empresa peligrosa y aceptamos los riesgos. El programa espacial tiene demasiado valor para el país como para detenerlo en exceso si alguna vez ocurriera un desastre.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Buenafuente entrevista a Luis Ruiz de Gopegui en su programa Late Motiv

17 enero 2017

Enlazamos el video de la entrevista que le hizo Buenafuente a Don Luis en su programa de televisión Late Motiv (#Latemotiv170) a principios de este año 2017.

buenafuente-con-luis-ruiz-de-gopegui-late-motiv

ANOTACIONES RELACIONADAS:

 


El desafío de Kennedy: la conquista de la Luna, conferencia de Alberto Martos

11 enero 2017

cartel-conferencia-alberto-martos-boadilla-del-monte-2017El próximo viernes 13 de enero de 2017, a las 19:00 h, Alberto Martos impartirá una conferencia titulada “El desafío de Kennedy: la conquista de la Luna” en el salón de actos del Centro de Formación Municipal situado en la calle Victoria Eugenia de Battermberg s/n de Boadilla del Monte (Madrid).

Como se puede intuir por el título, la conferencia tratará sobre la carrera espacial que llevó a los norteamericanos a pisar la Luna con las distintas misiones del Programa Apolo. En la misma se proyectarán videos históricos y se estima que dure sobre una hora y media.

Pero lo mejor de esta conferencia es que la imparte Alberto Martos, ex-ingeniero técnico de las estaciones espaciales de NASA y ESA en Madrid y protagonista en primera persona de aquellos momentos históricos. Hechos que ha relatado en un magnífico libro titulado “Breve Historia de la Carrera Espacial” que ya comentamos en su día en este mismo blog. Y es que Alberto, a parte de ser un auténtico experto en la materia tiene un gran poder de comunicación por lo que podemos asegurar que la conferencia será realmente espectacular.

La entrada es libre y gratuita hasta completar el aforo. Para más información se puede escribir al correo electrónico: clubdelaciencia@amigospalacio.org.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Efemérides relacionadas con el Programa Apolo para este año 2017

4 enero 2017

Durante este año 2017, que ahora comienza, van a tener lugar las siguientes conmemoraciones relacionadas con el Programa Apolo y con la exploración de la Luna:

  • 27 de Enero de 1967: 50 años del accidente del Apolo 1, que causó la muerte a los astronautas Grissom, White y Chaffee.

    Tripulación del Apolo 1 durante un entrenamiento

    Tripulación del Apolo 1 durante un entrenamiento

  • 50 años de las misiones a la Luna: Lunar Orbiter 3 y 4.
  • 50 años de las misiones a la Luna: Surveyor 3, 4, 5 y 6.
  • 45 años de la misión Apolo 16.
  • 45 años de la última misión tripulada a la Luna: Apolo 17.
  • 27 de Diciembre de 1982: 35 años de la muerte de Jack Swigert, tripulante del Apolo 13.
  • 2 de Diciembre de 1987: 30 años de la muerte de Donn Eisele, tripulante del Apolo 7.
  • 3 de Mayo de 2007: 10 años de la muerte de Walter Schirra, Comandante del Apolo 7.
  • 25 de Agosto de 2012: 5 años del fallecimiento de Neil Armstrong, Comandante del Apolo 11.
  • 4 de febrero de 2016: Primer aniversario de la muerte de Edgar Mitchell, tripulante del Apolo 14.

Otra estupenda conferencia de Carlos González sobre el Apolo 11

14 diciembre 2016

El pasado 23 de febrero de 2016, Carlos González impartió otra magnífica conferencia sobre el Apolo 11 en Burgos y cómo lo vivió en la estación de Fresnedillas de la que era Jefe de Operaciones.

La compartimos con todos vosotros gracias al canal “Madrid – Apollo Tracking Station” de YouTube.

ANOTACIONES RELACIONADAS: