Mi visita a la exposición “De Maspalomas a la Luna” (1 de 4)

8 diciembre 2019

Ha pasado una semana desde que regresé a la península desde Gran Canaria. Fueron cuatro días muy intensos, productivos y, sobre todo, inolvidables. Tanto por todas las actividades y visitas en las que participé, como por las personas que conocí. Debido a esta intensidad y productividad, voy a escribir varios artículos para compartir las vivencias y aprendizajes que adquirí.

Exposición “De Maspalomas a la Luna” (sala principal). Fotografía: Laura Morales.

El primero de esos artículos es este mismo. En él hablaré sobre la exposición que relata, espléndidamente, la participación canaria en la carrera espacial y los eventos que tuvieron lugar relacionados con su inauguración. En otro artículo tengo previsto comentar mis primeros “pinitos” en arqueología espacial y lo que descubrí cuando visité las tres parcelas en donde se ubicaban las naves y las antenas de la primitiva Estación Mercury (CYI) a principios de los años 60. Un artículo aparte irá dedicado a mi visita a la mítica Estación Apolo de Montaña Blanca, hoy conocida como Centro Espacial de Canarias, y a la conferencia que impartí antes, junto con el gran Valeriano Claros. Finalmente, en el último artículo de esta serie, comentaré mis visitas a las estaciones de Telefónica (Maspalomas y Agüimes) que dieron soporte a la Estación Apolo de NASA durante las misiones Apolo.

LA EXPOSICIÓN

Aterricé en Gran Canaria el jueves 28 de noviembre a primera hora. Prácticamente después de salir con el coche de alquiler en dirección a Maspalomas en donde se presentaba la exposición a los medios locales de comunicación, me llamó Mercy García, de Radio Dunas, para hacerme una pequeña entrevista telefónica que comparto aquí: podcast ivoox.

Entrada a la exposición “De Maspalomas a la Luna”.

Y llegamos a la exposición. El lugar escogido para exhibirla es todo un acierto. Estamos hablando del Faro de Maspalomas. Un lugar realmente emblemático y conocido. Referencia del lugar desde su construcción a finales del siglo XIX. La sala principal se encuentra en el primer piso, pero nada más acceder al edificio desde la calle, se entra en un patio en donde te recibe una fotografía enorme de los tres famosos astronautas del Apolo 11 cuando visitaron Maspalomas hace cincuenta años.

La exposición cuenta con dos salas, la principal, como digo, y una secundaria en donde se puede ver el video de 15 minutos cedido por Fundación Telefónica que se produjo con motivo de la exposición “De Madrid a la Luna”.

Exposición “De Maspalomas a la Luna”. Izq: Teletipo. Dcha: Reloj atómico.

Pero volvamos a la sala principal, en donde se pueden admirar una serie de paneles, con fotografías y textos explicativos (en español e inglés), una serie de videos y unas vitrinas con objetos varios (manuales originales de NASA, libros, diplomas, revistas, medallas e incluso una pequeñísima roca lunar). Entre los objetos que quizás más llamen la atención, se puede ver una maqueta cedida por el INTA de la nave Géminis, un teletipo original de la época de la Estación Apolo y un rack o bastidor, también de esa época, que controlada el reloj atómico (necesario para mantener la estabilidad y continuidad de la escala de tiempo durante las misiones espaciales). Tampoco podían faltar unas cuantas fotografías firmadas y dedicadas por los famosos astronautas del Apolo 11.

Exposición “De Maspalomas a la Luna”. Maqueta cedida por el INTA de la nave Géminis.

Aunque ya lo resalté en el anterior artículo, la comisaria de la exposición la ha planteado desde un punto de vista transversal, es decir, no solo se cuentan los hechos históricos que ocurrieron sino también se revelan las implicaciones indirectas que supuso, para los habitantes y trabajadores de la zona, el establecimiento a principio de los años 60, de una estación de seguimiento espacial norteamericana. Es fácil adivinar el choque cultural que ocurrió.

Panel de la exposición “De Maspalomas a la Luna”. Fotografía: Laura Morales.

Llegados a este punto, y una vez vista la exposición con mis propios ojos, he de decir que la comisaria, Laura Morales, ha realizado una excelente labor, tanto en descifrar y exponer la historia ocurrida de forma rigurosa, como en la documentación de esta. Me imagino, viendo los objetos expuestos, cómo ha debido de ser el trabajo para gestionarlos y adquirirlos. Enhorabuena Laura, y muchas felicidades una vez más.

Exposición “De Maspalomas a la Luna”: Presentación a los medios. De izq. a dcha: Laura Morales (Comisaria), Valeriano Claros, Concepción Narváez (Alcaldesa), Elena Espino (Concejala), Enrique Teruel. http://www.maspalomas.com

Aquella mañana estuvimos presentes, para explicar a los medios de comunicación la importancia de esta exposición, la alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana, señora Concepción Narváez, la concejala de cultura, señora Elena Espino, la comisaria de la exposición, Valeriano Claros y yo mismo. Una vez atendidos a los medios, por cierto, muchos y muy interesados en el tema según pude comprobar, se terminó el acto de presentación. Pero el día no terminó ahí. Aún nos quedaba el acto oficial de inauguración que ocurriría por la tarde, durante el atardecer y en la calle, bajo los pies del Faro.

EL ACTO OFICIAL DE INAUGURACIÓN

Mientras corría una agradable brisa marina, la periodista Eva Marrero empezó a presentar el acto desde un sencillo atril y con una pantalla detrás que proyectaba muchas de las imágenes que están expuestas en la exhibición. El primer invitado en tomar la palabra fue el también periodista Don Ángel Tristán Pimienta, un lugareño conocido, que vivió y narró lo sucedido en Maspalomas durante aquella época de los inicios de la conquista espacial. Con humor e improvisación, el señor Tristán nos regaló unas cuantas anécdotas de aquellos tiempos.  Durante su discurso, se hizo referencia al artículo que escribió sobre la estación de NASA en Maspalomas publicado en el número 636 (15 de diciembre de 1968) de la Gaceta Ilustrada.

Intervención de Don Ángel Tristán en la inauguración oficial de la exposición “De Maspalomas a la Luna”.

Cuando terminó el turno de Don Ángel, subió al escenario Valeriano Claros. Valeriano estuvo en la Estación de NASA durante todos los vuelos que tocaron la superficie lunar hasta el cierre de esa estación en 1975. En su intervención pudimos escuchar cómo fue vivir y trabajar en aquel lugar tan destacado de la historia de la humanidad. Y cómo permaneció en la estación, al término de su turno, para poder ver en directo las imágenes de Armstrong y Aldrin en la Luna a través de la antena USB de 9 metros de diámetro y de la red NASCOM. Un auténtico lujo.

Intervención de Valeriano Claros en la inauguración oficial de la exposición “De Maspalomas a la Luna”.

Una vez terminada la alocución de Valeriano, la concejala de cultura Elena Espino, tomó la palabra y agradeció a Ángel Tristán y a Valeriano sus palabras. Entregando, a este último, un presente como reconocimiento y agradecimiento por la labor realizada al frente de la Estación Apolo de NASA en Maspalomas.  Al terminar el discurso de la concejala, la banda de música “Maspalomas Sol y Arena” subió al escenario y amenizó el lugar con unas cuantas melodías.

Homenaje a Valeriano Claros en la inauguración oficial de la exposición “De Maspalomas a la Luna”.

Posteriormente, y ya para finalizar los actos de ese día, se procedió a dar por inaugurada oficialmente la exposición, invitándose a todos los presentes que así lo quisieran a acceder al edificio del Faro para contemplarla y admirarla. Allí pude saludar, entre otras personas, a Don Ángel Tristán.

EL HOTEL RIU PALACE OASIS

Después de visitar de nuevo la exposición brevemente, Valeriano, su esposa Carmen y yo, nos retiramos al Hotel Riu Palace Oasis, el famoso Hotel Maspalomas Oasis en donde se hospedaron los astronautas del Apolo 11 y 12, a disfrutar de una exquisita cena. Aprovecho ahora el momento para resaltar la maravillosa reforma que ha sufrido recientemente el hotel y su excelente trato hacia nosotros. Sin duda, recomiendo a todo el mundo que vaya y disfrute unos días de esas magníficas instalaciones con unos excelentes profesionales. Yo desde luego volveré. Tampoco me puedo olvidar de mencionar, y agradecer, a Ángeles y Nieves, de la empresa IMACO 89, por su magnífico trabajo organizando todos los actos y haciéndonoslo muy fácil a los invitados.

Hotel Maspalomas Oasis. Visita de los astronautas del Apolo 12 (Febrero 1970).

Se terminaba aquí la jornada por todo lo alto. Sin embargo, en el artículo no he narrado todo lo que viví aquel día. Me faltó contaros lo que pasó entre la presentación de la exposición a la prensa y la inauguración oficial. Pero eso lo dejaré para el siguiente artículo. No os lo perdáis porque seguro que os gustará.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

De Maspalomas a la Luna (exposición)

27 noviembre 2019

De Maspalomas a la Luna (1969-2019)

Se puede afirmar, sin ningún género de duda, que gracias al acuerdo que firmaron los Gobiernos español y norteamericano el 18 de marzo de 1960 para que se pudiera instalar una estación de seguimiento de las naves tripuladas del Programa Mercury, se sentaron los cimientos de la participación española en el Programa Apolo a la Luna.

Si los norteamericanos no se hubieran fijado en nuestras queridas Islas Canarias para establecer allí una base fundamental para controlar el lanzamiento y las demás fases de los vuelos orbitales del Programa Mercury, la historia hubiera sido muy distinta a como la conocemos hoy y, lo más seguro, es que no existiera siquiera el Complejo de Comunicaciones con el Espacio Profundo de Madrid (en inglés: Madrid Deep Space Communications Complex o MDSCC). Una de las tres estaciones de la red DSN de NASA operada, íntegramente, por personal español. Por tanto, no miento cuando afirmo que todo empezó en Canarias, en la isla de Gran Canaria, en concreto al sur, en Maspalomas, muy cerca de sus dunas y de su esbelto faro.

Faro de Maspalomas desde el interior de la sala de exposiciones. Fotografía cortesía de Laura García Morales.

Pues bien, desde el próximo jueves 28 de noviembre hasta el jueves 30 de enero de 2020, se va a poder disfrutar, en el Faro de Maspalomas, de la exposición titulada “De Maspalomas a la Luna” en horario de lunes a viernes desde las 10:30h a las 17:30h. La comisaria de la muestra, Laura García Morales, ha planteado la exposición desde un punto de vista transversal, en donde no solo se explica la participación histórica de Maspalomas y sus gentes en el programa espacial norteamericano desde el inicio del mismo y que llevaría a que doce hombres pisaran la Luna entre 1969 y 1972, sino también cómo esas instalaciones, y los técnicos norteamericanos que trabajaron en ellas, influyeron, en distintos aspectos, a los canarios en general y a los tirajaneros en particular.

La exposición también recoge la visita de los astronautas del Apolo 11 a Maspalomas, dentro de la gira mundial de buena voluntad, y de la que también se acaba de cumplir 50 años como recogimos en este blog, y de los astronautas del Apolo 12 en febrero de 1970.

Pieza de la Estación regalada al Hotel Oasis Maspalomas. Fotografía cortesía de Laura García Morales.

Entre los objetos que se pueden ver están catálogos y manuales originales de NASA utilizados por los técnicos en las estaciones, fotografías (algunas dedicadas), sellos, insignias y medallas, vídeos con testimonios de trabajadores canarios y una pieza de un repetidor de comunicaciones de la Canary Station de la época de las misiones Apolo que los astronautas dejaron en el Hotel Maspalomas Oasis cuando se hospedaron allí.

El Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial (INTA), a través del Centro Espacial de Canarias, colabora cediendo parte de la maquinaria original de la sala de control de la estación y que, según parece, había estado almacenada en un contenedor durante más de 40 años, además de una maqueta de la cápsula espacial Géminis.

Géminis VI. 15 diciembre 1965.

La Fundación Telefónica participa también con esta muestra, cediendo los videos que se han producido para la exposición “De Madrid a la Luna”, de la cual soy comisario, como bien saben los lectores habituales del blog (😊). Por ese motivo, el Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana han tenido la amabilidad y la generosidad de invitarme a la inauguración de esta exposición.

Los actos comenzarán el jueves 28 a las 11h de la mañana con una presentación a los medios de comunicación. A las 18:30h, en el exterior del Faro de Maspalomas, se producirá el acto principal. En él está previsto que hablen el periodista Ángel Tristán Pimienta – que recordará cómo vivieron los periodistas y la población en general la visita de los astronautas durante los días que permanecieron en Maspalomas – y el mítico Valeriano Claros Guerra, – exdirector de Operaciones del Centro Espacial de la NASA en Maspalomas (1969-1975) -, que explicará la importancia que tuvo el centro espacial de la NASA en Maspalomas en la misión del Apolo 11 así como en el resto de las misiones Apolo. Posteriormente tomarán la palabra los representantes del Cabildo de Gran Canaria y del Gobierno de Canarias, así como también la Alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana, Concepción Narváez. Finalmente, y antes de proceder a la visita de la exposición, está previsto que actúe durante unos minutos la banda de música “Maspalomas Sol y Arena”. Además, en el exterior del Faro, se instalará megafonía y una pantalla de 4 x 2 metros en la que se proyectarán, desde las 18h, imágenes de las portadas y páginas del interior de los periódicos y revistas del año 1969, con el seguimiento de la noticia de la visita de los astronautas y fotografías de su estancia.

Interior de la sala de exposiciones (edificio del Faro de Maspalomas). Fotografía cortesía de Laura García Morales.

Al día siguiente, viernes 29, tendré el honor de impartir una charla sobre los inicios de la Canary Station. Esta breve conferencia es un complemento a la charla principal que impartirá después mi admirado Valeriano Claros sobre el crucial papel de la estación INTA-NASA en Gran Canaria durante las misiones Apolo a la Luna. Estas conferencias empezarán a las 9:30h en el Centro Socio Cultural de Mayores de San Fernando de Maspalomas.

El lunes 2 de diciembre se estrenará, a las 19 horas en el Centro Cultural de Maspalomas, el documental “Moon on the Man” del director grancanario Gerardo Carrera. Se trata de un trabajo audiovisual que recoge los testimonios de antiguos trabajadores y otras figuras que vivieron estos acontecimientos. Este documental se exhibirá en una sala del Faro de Maspalomas, mientras dure la exposición.

Documental canario “Moon on the man”.

No quiero olvidarme tampoco de mencionar que, el jueves 19 de diciembre, la canaria Nadjejda Vicente hablará de su experiencia, como periodista especializada en el espacio y de su labor como relaciones públicas y divulgadora científica. Nadjejda ha publicado el magnífico libro “La cuenta atrás. De la carrera espacial al turismo cósmico”. Se trata de un apasionante relato que tengo pendiente de reseñar en el blog pero que os invito a leerlo ya porque está muy bien. Además, Nadjejda, es autora de la tesis doctoral: “Ayer, hoy y mañana de la información espacial: metamorfosis del periodismo especializado en la era espacial”.

Como se puede comprobar, los actos vienen cargados. Si esto no fuera suficiente voy a poder visitar el Centro Espacial de Canarias, la antigua estación que se abrió en Montaña Blanca, para dar servicio a las misiones Apolo con la antena en Banda S Unificada (USB) de 9 metros (¡gracias Juan!). Además, prometo hacer muchas fotografías y recorrer los otros lugares míticos, como las ubicaciones originales de la estación Mercury (aunque algunos ya no existen), la estación de Telefónica de Agüimes e intentaré localizar los terrenos en donde se instaló la primera estación de Telefónica en Maspalomas, la que tenía las dos antenas blancas de 12,6 metros de diámetro. A mi vuelta, intentaré publicar todo en otro artículo.

Estación Intelsat de Telefónica en Maspalomas para el Programa Apolo. Ya no existe. Fotografía cortesía Fundación Telefónica.

¡Vamos!

PAO: This is Apollo Control. The Canary Island station has acquisition of Apollo 11 now. We’ll continue to stand by live for any air-to-ground communication. We’re showing an orbital weight of the combined vehicles of 297,914 pounds.

000:17:38 Comm Tech: Uh, you… Houston Comm Tech. Canary Comm Tech.

000:18:18 McCandless: Apollo 11, this is Houston through Canary. Over.

000:18:23 Armstrong: Roger. Reading you loud and clear. Our insertion checklist is complete, and we have no abnormalities.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

El gran salto al abismo (libro)

11 noviembre 2019

El gran salto al abismo. La extraordinaria historia de un técnico español de la NASA en la exploración del espacio. Por Jesús Sáez Carreras. Edita: Next Door Publishers (Colección El Café Cajal). Año: 2019. 243 páginas. ISBN: 978-84-949245-6-9.

Hace miles y miles de años hubo un instante en el que un homínido bípedo fue capaz de fabricar las primeras herramientas de piedra de la historia. Ese instante es considerado como el momento en el que surgió el ser humano por primera vez. Fue el primer gran salto de nuestra especie… Hasta que hace aproximadamente sesenta años, un 12 de abril de 1961, otro miembro de esa misma especie, Yuri Gagarin, llegó al espacio por primera vez… Ese fue el segundo y gran salto al abismo del Homo sapiens. Comenzaba la carrera espacial.

Carlos González, un joven español, participó desde casi el inicio de la confrontación mundial por ver quién de los dos bloques políticos más importantes de aquella época dominaba el espacio; o el conocido como “mundo libre” o el comunismo soviético.

Mientras trabajaba para NASA en las dos estaciones de seguimiento de la sierra de Madrid (Fresnedillas de la Oliva y Robledo de Chavela), Carlos fue testigo de primera mano de todos los momentos históricos en la conquista inicial del espacio. Desde su puesto de trabajo controló, en 1968, a la primera misión tripulada del Programa Apolo, la del Apolo 7, hasta el lanzamiento de la misión Juno, en 2011, justo el día que comenzaba su jubilación. Ni que decir tiene que trabajó en misiones míticas como la del Apolo 11 o la del Apolo 13 o que vivió – y sufrió – las dos tragedias del transbordador espacial (Challenger y Columbia) entre otros hechos. Incluso, en marzo de 1974, llegó a conocer en persona al mismísimo Werhner von Braun, el diseñador del lanzador Saturno V que mandaría a 12 hombres a pisar la Luna. Por todo ello, la NASA le concedió la Medalla al Servicio Público Distinguido reconociendo su profesionalidad, buen hacer y esfuerzo contribuyendo a que el ser humano, a través de la Agencia espacial norteamericana, pudiera conseguir tantos y tantos sueños.

Aunque Carlos, aparte de ser un experto en su campo, es también un hombre excepcional con una calidad y generosidad humana de las que dejan huella en los demás. No se me olvidará cuando le conocí por primera vez: fue en una visita a la estación de Robledo, poco antes de jubilarse, y siempre le estaré agradecido de que me enseñara y explicara las distintas estancias de la mítica estación de Robledo de Chavela (MDSCC). Guardo como oro en paño una reproducción en papel que me dio, y dedicó, del certificado de agradecimiento que la NASA le había entregado por su participación en el Apolo 11.

Pero volvamos al libro. Básicamente es la historia personal de Carlos contada dentro de la historia general de la conquista espacial. Y ahí su autor realiza una labor exquisita al juntar las dos grandes historias. Jesús Sáez te va llevando en volandas, tejiendo unos nudos ya irrompibles; el de la vida de Carlos y la exploración espacial. Tuve el gusto de conocer a Jesús cuando compartí con él el escenario del “Hay vida en martes” en Espacio Fundación Telefónica sobre los 50 años de la llegada a la Luna y, aunque suene a peloteo, he de decir que escribe muy bien. Su redacción es elegante, cercana, natural, divulgativa y muy efectiva ya que consigue que el lector devore las páginas de su obra rápidamente.

Hay vida en Martes: 50 años en la Luna. 2-julio-2019. Cortesía de Fundación Telefónica. Fotografía de Irene Medina

Si lo reseñado hasta ahora no fuera suficiente para comprar y leer este libro, voy a explicar más motivos para hacerlo.

Por un lado, el libro está prologado por Miguel López-Alegría, el primer astronauta de origen español que llegó al espacio. Pero aún hay más ¡y es que el epílogo lo ha escrito nada más y nada menos que Charles Duke! El décimo hombre que pisó la Luna con el Apolo 16. Charlie Duke es amigo de Carlos y ambos comparten el gusto por la divulgación del Programa Apolo como pude constatar personalmente en las visitas que hizo Duke a Madrid con motivo de la exposición sobre la historia de la carrera espacial que hubo en Madrid en el año 2011.

Otro punto importante que quiero destacar sobre esta obra es la gran labor editorial de Nuria y Oihan, de Next Door Publishers. La gran calidad y el cariño con que se han currado este proyecto se percibe desde el mismo momento en que coges y ojeas un ejemplar del libro. La maquetación, las ilustraciones, las fotografías… Sin olvidar la bibliografía final y las sugerencias de blogs y documentales relacionados con este tema. Por cierto, muchas gracias por incluir a Mr.Gorsky  entre ellas. Sin duda no lo merecemos, pero gracias.

Carlos, ese hombre extraordinario con la voz ronca que trasmite confianza y cercanía, ejemplo de una generación de españoles que, con su esfuerzo (y el de sus padres), fueron capaces de destacar en un campo y en un momento histórico gracias a su talento, habilidad y trabajo con el fin de poner un granazo de arena en la conquista del espacio y en ampliar el conocimiento que el ser humano tiene sobre el Universo. Aquel chaval que en 1957 vio pasar al Sputnik cruzando el cielo de Madrid la lado de su padre desde la azotea de la casa donde vivían, aquel que con 17 años se marchó a estudiar a Estados Unidos gracias a una beca, aquel que hizo la mili durante 18 meses, aquel que volvía a Madrid todos los días haciendo autostop desde su puesto de trabajo en Pinto, aquel chaval, aquel hombre, se sentó la noche del 20 de julio de 1969 enfrente de una de las consolas que controlaban el descenso a la Luna del Apolo 11. Gracias Carlos y a todos los de tu generación por tu ejemplo. Y gracias, de nuevo, a Jesús Sáez y a Next Door Publisher por recoger esta gran historia y guardarla ya para la posteridad.

Sin duda alguna, todo astro trastornado debería tener un ejemplar de este libro en su estantería.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

La exposición “De Madrid a la Luna” en Espacio Fundación Telefónica se prorroga hasta febrero de 2020

5 noviembre 2019

Ya es oficial. La exposición “De Madrid a la Luna” sobre la participación española y, en concreto, de Telefónica en el Programa Apolo que llevó a que doce hombres pisaran la Luna se prorroga hasta el próximo domingo 2 de febrero de 2020.

En principio, esta pequeña exposición iba a durar hasta el domingo 17 de este mes de noviembre, pero la Fundación Telefónica ha decidido alargarla casi tres meses más.

Como comisario de la exposición nada más que puedo agradecer a los responsables de la Fundación el haber decidido ampliarla. Tampoco puedo olvidarme de todas las personas que ya la han visitado a las que también les agradezco que se hayan pasado por allí. Y a los que aún no lo han hecho, invitarles a encontrar un hueco en sus agendas porque estoy convencido de que a muchos les sorprenderá esta curiosa y poco conocida historia sobre el papel de España en la llegada del ser humano a la Luna a finales de los años 60 y principios de los 70.

Recuerdo que la exposición está en la segunda planta del Espacio Fundación Telefónica de la Calle Fuencarral nº 3 de la ciudad de Madrid. El horario de visitas es de martes a domingo (el lunes está cerrado), de 10h de la mañana a 20h de la tarde. El acceso es gratuito.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Apolo 11: Esto es Goddard (video)

30 octubre 2019

El pasado 24 de julio, cuando se cumplían exactamente 50 años de la conclusión del Apolo 11, el Goddard Space Flight Center de NASA, subió un video a su canal de YouTube explicando el papel que realizó este centro situado en Greenbelt (Maryland) durante esa histórica misión.

El video es un minidocumental de 20 minutos de duración que por su interés y relación con la red de vuelos espaciales tripulados (MSFN en sus siglas en inglés) lo reproducimos en este blog. Destacamos que sobre el minuto 3:27 se hace referencia a la adquisición de la señal (AOS en sus siglas en inglés) por parte de la estación de Fresnedillas (Madrid Apollo). Se pueden ver también imágenes de la ciudad de Madrid desde la Casa de Campo, de la antena y del cartel a la entrada de la estación. A parte, también me gustaría destacar un par de curiosidades: por un lado, se puede conocer cómo fueron los entresijos (desde el punto de vista de la conexión técnica) de la conversación entre el presidente Nixon y Neil Armstrong y Buzz Aldrin cuando estaban sobre la superficie lunar y por otra parte la anécdota del encuentro en vuelo narrada por el Capitán Brown, piloto del vuelo 596 de QANTAS, y el Apolo 11 cuando éste efectuaba la reentrada sobre el Pacífico. What a spectacle! (¡Qué espectáculo!) se le oye decir y eso que estaba a unas 300 millas de distancia.

El video se ha rescatado y digitalizado gracias a los Archivos Nacionales de Estados Unidos (US National Archives).

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Dos conferencias más en Madrid sobre el Programa Apolo que no debes perderte

22 octubre 2019

Si estás en Madrid durante esta próxima semana tienes dos eventos que no deberías perderte.

Jornadas científicas en San Lorenzo de El Escorial (Octubre 2019).

Conferencia “La luna, un salto de gigante” de nuestro admirado Carlos González.

Viernes 26 de octubre a las 12:30h en la Casa de Cultura de San Lorenzo de El Escorial (C/ Floridablanca nº 3). Está organizada por el Ateneo Escurialense.

Programa de la jornada: “Las telecomunicaciones que llevaron al Hombre a la Luna”.

Jornada “Las telecomunicaciones que llevaron al Hombre a la Luna” organizada por el Foro Histórico de las Telecomunicaciones.

Lunes 28 de octubre a las 18:00h en el salón de actos del Instituto de la Ingeniería de España en Madrid (C/ General Arrando 38).

En la jornada hay prevista una conferencia de Valeriano Claros titulada “Las telecomunicaciones de las Misiones Apolo: la visión de uno de sus protagonistas” sobre las 18:45h. Posteriormente habrá un coloquio / debate.

Es imprescindible apuntarse previamente, aunque la jornada se podrá seguir en directo por internet.

¡No te las puedes perder!

Por cierto, se me olvidó enlazar e informar a todos de la web “Apollo XI – 50 aniversario en donde podéis estar al tanto de eventos relacionados con los 50 años de la llegada del hombre a la Luna por primera vez.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

La charla en Quixote Innovation y una breve reflexión

21 octubre 2019

El pasado viernes 27 de septiembre Joaquín González, el presidente y promotor de Quixote Innovation, me invitó (en realidad “me lió”) a impartir un par de conferencias en Valdepeñas (Ciudad Real). 😊

Os dejo a continuación el video de la segunda, la que di por la tarde en el maravilloso Museo del vino de la ciudad manchega. Solo por visitarlo ya merece la pena acercarse hasta allí.

La primera charla la impartí en el IES Gregorio Prieto para los chavales del instituto y fue parecida a la del video, aunque un poco más divulgativa y menos técnica.

Tengo que decir que la experiencia vivida ese fin de semana fue de las que no se olvidan y no tanto por las dos charlas en sí, que por supuesto, sino por lo que descubrí sobre lo que está haciendo Quixote Innovation.

Quixote Innovation es una iniciativa privada liderada por Joaquín e Isa. Dos personas que se gastan su tiempo y dinero en ofrecer una alternativa de futuro, basada en la innovación y la transformación digital, a personas y negocios de la zona. Y lo mejor de todo es que parece que funciona. Están generando mucho interés como pude comprobar yo mismo durante el fin de semana que pasé con ellos. Los temas, actividades y gente que están consiguiendo que se acerquen hasta allí dan prueba de ello también. Por ejemplo, y ya aprovecho para publicitarlo, el próximo viernes 25 de octubre, va a estar en Valdepeñas la Dra. Alicia Sintes explicando las ondas gravitacionales. Un auténtico lujo.

Alicia Sintes – Valdepeñas – 25 de octubre (viernes) a las 20:30h.

Y ya digo, que todo esto lo hacen con su propio esfuerzo y por amor al arte. Es inevitable pensar que si está iniciativa tuviera más apoyo, los resultados para el beneficio general serían inmediatos. Es cierto que, de momento, detrás de Quixote Innovation hay una serie de patrocinadores (como Bodegas ArÚspide, Quesería Mendoza, Ajos Garrido) y colaboradores que ponen su granito de arena, pero hacen falta más. Muchos más.

Con estas líneas, animo a todos los interesados en cómo mejorar las cosas a través de la innovación y la transformación digital, que sigan las actividades de Quixote Innovation de cerca.

ANOTACIONES RELACIONADAS: