De Madrid a la Luna, la exposición de Telefónica sobre la participación española en el Programa Apolo

3 junio 2019

La Fundación Telefónica, en su Espacio Efemérides de la segunda planta de su emblemático edificio de la Gran Vía de Madrid, organiza una exposición sobre el papel de España en la llegada del Hombre a la Luna. Efeméride que cumple 50 años durante este año 2019. Para el que no lo sepan aún, el ser humano pisó la superficie lunar por primera vez en julio de 1969 durante la misión Apolo 11 y España, a través de una serie de estaciones de seguimiento de naves espaciales y de enlace de comunicaciones por satélite en su territorio, ayudó a que esto fuera posible.

Esta exposición es especial para mí ya que tengo el honor de ser el comisario de la misma.

En este artículo describiré cómo se ha estructurado el espacio expositivo, hasta cuándo se puede visitar y algún detalle más. Mi intención, por otro lado, es contar, en otro artículo, cómo se gestó el proyecto, quién participó en él y como se llegó a materializar todo. Pero para eso habrá que esperar un poco.

¿QUÉ SE PUEDE VER?

Nada más salir del ascensor que sube a la segunda planta podemos ver el espacio expositivo a mano derecha. Lo primero que nos encontramos es una columna central con imágenes y videos dentro de unos cubos de diferente tamaño. Detrás de esa columna hay un muro con paneles y vitrinas y a la derecha de la columna otro muro con más paneles y vitrinas. El espacio disponible es pequeño y se ha tenido que hacer una labor de resumen importante. Labor que ha implicado descartar muchos hechos y acontecimientos que seguramente deberían estar presentes. Mis disculpas, de antemano.

MURO GENERAL

En el muro de la derecha se cuenta, cronológicamente, el contexto histórico general, es decir, desde el lanzamiento del primer satélite artificial en 1957 por parte de la Unión soviética – el Sputnik -, hasta la última misión Apolo a la Luna (Apolo 17) en 1972. En la primera vitrina nos encontramos una serie de objetos relacionados con el Programa Apolo como las insignias de todas las misiones tripuladas, una fotografía de Alan Shepard jugando al golf en la Luna, una maqueta del lanzador Saturno V y un certificado de agradecimiento de NASA a un empleado de Telefónica (D. Vicente San Miguel, Director de la estación de Buitrago). Bajo esta vitrina hay un cajón en el que se puede ver el BOE con el primer acuerdo firmado entre los Gobiernos de España y Estados Unidos en 1960 y una medalla conmemorativa realizada con el metal de la nave Apolo a nombre de D. Valeriano Claros Guerra, ingeniero de la estación de NASA en Canarias. En la otra vitrina se puede ver una maqueta de la nave Apolo en órbita lunar, una réplica de la placa que dejaron los astronautas en la pata del módulo lunar Eagle del Apolo 11 y una réplica de la linterna que llevaban los astronautas en su equipamiento personal. Para terminar, en este muro, hay una proyección de un video sobre la misión del Apolo 11.

Exposición De Madrid a la Luna. Muro general.

MURO DEL FONDO

En el muro del fondo se explica la participación de Telefónica en toda esta historia. Participación que arranca desde el mismo momento en el que empieza la Carrera espacial, ya que Telefónica se encargaba de trasmitir la voz y los datos que se recibían en la estación que NASA instaló en 1960 cerca de la Playa de Maspalomas hasta su central, en la ciudad de Las Palmas, y de ahí, por enlace de radio a Londres, desde donde se reenviaban por cable submarino a Estados Unidos. Posteriormente a los Programas Mercury y Géminis, en 1967, NASA y Telefónica firmaron un contrato para que Telefónica se incorporase a la red NASCOM con dos estaciones terrenas de comunicaciones por satélite. Estas dos estaciones iban a dar servicio a las dos estaciones de NASA en España que se utilizaron durante el Programa Apolo: la principal en Fresnedillas de la Oliva (junto con su reserva de Robledo de Chavela) y la secundaria en Montaña Blanca en la isla de Gran Canaria. El contrato original es uno de los documentos que se exhiben en una vitrina. A parte de los paneles informativos, existen tres pantallas que muestran un video con imágenes del Proyecto Mercury, otro video con gráficos explicando la red NASCOM y un tercero con imágenes de la estación de Telefónica en Buitrago del Lozoya (Madrid). Este video se sustituirá en breve por otro con imágenes del recorrido que realizaron en coche descapotable los tres astronautas del Apolo 11 (Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins) por Madrid en su visita a la capital en octubre de 1969.

GRÁFICOS SUPERIORES

En la parte superior de los muros principales hay dos gráficos que muestran las etapas del viaje desde la Tierra a la Luna y el regreso desde la Luna a la Tierra. En el lateral del muro del fondo hay un cajetín con una hoja explicativa de cada etapa.

COLUMNA CENTRAL

La columna central sirve de apoyo a los dos muros con imágenes y videos. En especial quiero destacar el video con los testimonios de José Manuel Grandela, Valeriano Claros y Alberto Martos – técnicos de las estaciones de NASA en Madrid y Canarias -, y de Vicente San Miguel – Director de la estación de Telefónica en Buitrago -. En este video se han seleccionado sus comentarios sobre las relaciones personales entre los técnicos norteamericanos y los españoles.

VIDEO EN LA SALA DE LA HISTORIA DE LAS TELECOMUNICACIONES

No quisiera olvidarme de comentar que al lado del espacio expositivo está la exposición permanente que la Fundación Telefónica tiene sobre la Historia de las Telecomunicaciones. En esa otra exposición se ha colocado un video de 15 minutos de duración, a modo de mini documental, contando cómo fue la participación española en esta aventura de la Humanidad. Aunque hay que verlo de pie creo que merece la pena.

Exposición De Madrid a la Luna. Columna central en primer término, muro del fondo a la izquierda y acceso a la sala Historia de las Telecomunicaciones (derecha).

FECHAS Y HORARIOS:

La exposición se puede visitar desde el 11 de mayo hasta el domingo 17 de noviembre, en horario de 10 a 20 horas de martes a domingo. El lunes está cerrado.

REDES SOCIALES:

Sobre redes sociales comentar que el Twitter de la Fundación Telefónica ha creado la etiqueta #DeLaSierraALaLuna para concentrar aquí todos los mensajes sobre la exposición.

POSIBLE ITINERANCIA POR ESPAÑA:

Desde la Fundación Telefónica me han comentado que es posible que la exhibición itinere posteriormente por otros lugares de España.

Si te gustaría que la exposición llegase a tu ciudad o comentarme tus impresiones sobre la misma, por favor, mándame un correo electrónico.

AGRADECIMIENTOS:

Para finalizar quisiera agradecer a la Fundación Telefónica haber apostado por este proyecto, en especial a Reyes y a Laura. Tampoco me puedo olvidar mencionar  a mis compañeros de viaje de Mykado Media; Carmen (productora) y Gustavo (realizador). Ni de Iria, que me animó y ayudó desde el momento en el que le conté que tenía esta idea.

A todos muchas gracias y, por supuesto también, muchas gracias a todos los que habéis visitado ya la exposición.

Anuncios

50 años del incendio del Apolo 1

27 enero 2017
Tripulación del Apolo 1. De izq. a dcha: Gus Grissom, Ed White y Roger Chaffee.

Tripulación del Apolo 1. De izq. a dcha: Gus Grissom, Ed White y Roger Chaffee.

Hoy, 27 de enero de 2017 se cumplen 50 años del terrible accidente del Apolo 1 que costó la vida a sus tres astronautas.

En Mayo de 1961, el Presidente de los EE.UU. fijó el objetivo de llegar a la Luna antes de que acabase esa década por lo que, desde ese momento, toda la Administración norteamericana, liderada por NASA, se puso a trabajar para conseguir la meta de Kennedy.

Los Soviéticos, aunque no lo llegaran a reconocer oficialmente, aceptaron el reto lanzado por Kennedy y, hasta unos años más tarde, siguieron liderando la exploración y la tecnología espacial. Los norteamericanos no podían perder un segundo por lo que George Mueller, el administrador asociado de NASA en aquel momento, decidió que no había tiempo para hacer lanzamientos de prueba unitarios, como se venía haciendo hasta ese momento, y por tanto, había que probar varios componentes a la vez en cada lanzamiento.

La tripulación del Apolo 1 no ocultaba su preocupación sobre ciertos aspectos de la misión.

La tripulación del Apolo 1 no ocultaba su preocupación sobre ciertos aspectos de la misión.

El primer lanzamiento de prueba tripulado se había planeado para el mes de febrero de 1967 y, por esta razón, el 27 de enero de ese año, los astronautas Gus Grissom, Ed White y Roger Chaffee simularon un ensayo dentro del módulo de mando que estaba situado en la plataforma de lanzamiento 34 en Cabo Cañaveral.

Después de unas cuantas horas de ensayo saltó una chispa eléctrica que produjo un incendio catastrófico dentro de la cápsula. Como la atmósfera dentro del módulo de mando era de oxígeno puro produjo que las llamas se extendieran muy rápidamente. Se cree que el astronauta Roger Chaffee fue el que gritó la triste y famosa frase: “¡Hay fuego en la cabina!”. La presión en el interior aumentó y como la escotilla se abría hacia dentro y no hacia fuera de la nave, fue imposible que los astronautas pudieran salir, por lo que murieron enseguida por inhalación del humo. El Presidente de los EE.UU. fue informado prácticamente enseguida del terrible accidente mediante una nota escrita como ya contamos en este blog hace un año.

Almacenamiento del Apolo 1.

Almacenamiento del Apolo 1.

El diario español ABC informaba unos días antes sobre el ensayo previo al lanzamiento y posteriormente, por supuesto, de los terribles acontecimientos ocurridos aquel 27 de enero de 1967.

Noticia sobre el Apolo 1 en el diario ABC del 28 de enero de 1967.

Noticia sobre el Apolo 1 en el diario ABC del 28 de enero de 1967.

Tras el accidente hubo una investigación exhaustiva que aunque no canceló el Programa Apolo, si lo retrasó un tiempo precioso. Sin embargo, las conclusiones de esa investigación hicieron que la seguridad de los futuros vuelos del Programa Apolo aumentara considerablemente. Entre las medidas más importantes que se tomaron con posterioridad estaba la de rediseñar la escotilla de la nave, abriéndose hacia afuera en 10 segundos (la anterior no se podía abrir en menos de 90 segundos), se cambió la atmósfera para que no fuera de oxígeno puro, se mejoró el aislamiento de los cables y se redujo considerablemente el número de materiales inflamables en el interior de la nave. Estas mejoras, probablemente, impidieron que el accidente del Apolo 13 fuera aún más grave cuando se volvió a activar el módulo de mando justo antes de la reentrada en la atmósfera terrestre evitando cortocircuitos en los paneles mojados por la condensación.

Este terrible acontecimiento en la Historia de la exploración humana del espacio impactó en algunos artistas. Es el caso de James Rosenquist que en 1970 pintó un cuadro titulado “Cápsula flamenco”, que dedicó a los tres astronautas fallecidos. Más recientemente tenemos el caso del grupo musical Public Service Broadcasting que dedicó la cuarta canción (Fire in the cockpit) al Apolo 1 en su album “The race for space.

Portada del albúm "The race for Space" de Public Service Broadcasting.

Portada del albúm “The race for Space” de Public Service Broadcasting.

Para finalizar, recordamos las palabras que pronunció Gus Grissom en una entrevista que concedió tres semanas antes del incendio que le costó la vida:

Si morimos, no guarden luto. Estamos embarcados en una empresa peligrosa y aceptamos los riesgos. El programa espacial tiene demasiado valor para el país como para detenerlo en exceso si alguna vez ocurriera un desastre.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Cómo fue informado el Presidente de los EEUU del accidente del Apolo 1

25 enero 2016
Estado en que quedó la capsula del Apolo 1 después del incendio.

Estado en que quedó la capsula del Apolo 1 después del incendio.

El 27 de enero de 1967, a las 18:30 h aproximadamente, ocurrió el trágico accidente del Apolo 1 en donde fallecieron los tres astronautas que se encontraban dentro de la cápsula, mientras éstos realizaban una simulación.

Ese mismo día, el Presidente de los EEUU, Lyndon B. Johnson que se encontraba en una fiesta de despedida al Secretario de comercio John Connor, recibió una nota a las 19:45 h informando de los trágicos sucesos que acaban de ocurrir en el complejo de Lanzamiento 34 de Cabo Cañaveral.

En esa nota se puede leer:

Sr. Presidente:

James Webb [Administrador principal de la NASA] acaba de informar que la primera tripulación del Apolo estaba realizando un ensayo en Cabo Kennedy y ocurrió un incendio en donde han fallecido los tres. No sabe si ha sido la tripulación principal o la de reserva pero cree que ha sido la principal: Grissom, White y Chaffee.

Jim Jones. [Jefe de Gabinete de la Casa Blanca]

Como se puede ver en la nota, ésta fue leída en voz alta por el Presidente Johnson en aquella fiesta.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Bookmark and Share


Video: otra forma de ver los parches de las misiones Apolo

17 abril 2015

Neil Smith ha animado, en un video, los parches de cada misión tripulada del Programa Apolo. El resultado, como podéis comprobar, es magnífico. Si a esto, ya de por sí muy interesante, le añades de fondo algún comentario representativo de cada misión el resultado final es maravilloso.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Bookmark and Share


For All Mankind, el documental sobre el Programa Apolo que todo el mundo debería ver

9 abril 2015
For All Mankind, cubierta DVD

For All Mankind, cubierta DVD.

For All Mankind es una película documental realizada en 1989 por Al Reinert sobre el Programa Apolo. Durante 80 minutos se cuenta el viaje a la Luna haciendo hincapié en el punto de vista humano proporcionado por los 12 astronautas que tuvieron el privilegio de poder ir hasta allá. Además, hay que destacar la fabulosa banda sonora compuesta por Brian Eno que acompaña espectacularmente a las imágenes.

Pues bien, tenemos la suerte de que se encuentra en YouTube con subtítulos en español.

¡Qué la disfrutéis!

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Bookmark and Share


La edad dorada de NASA resumida en una preciosa infografía

17 marzo 2015
the-golden-age-of-nasa

The golden age of NASA por Matt Baker.

The golden age of NASA es una preciosa infografía de Matt Baker en la que se resumen todas las misiones espaciales tripuladas norteamericanas desde la Freedom 7 hasta la Apolo-Soyuz de 1975.

Como se puede ver, de una manera muy sencilla, se proporciona mucha información de cada misión y de los astronautas involucrados en las mismas.

¡Qué la disfruteis!

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Bookmark and Share


El Programa Apolo, por Carlos González

21 enero 2014

Carlos González pertenece al selecto grupo de científicos e ingenieros españoles que participaron, con su trabajo, directamente en la llegada del Hombre a la Luna a finales de la década de los años 60 y principios de los 70. En este grupo destacan personas muy conocidas para los lectores de este blog como son Luis Ruiz de Gopegui, Alberto Martos, José Manuel Grandela, José Manuel Urech, Manuel Bautista, etc, aunque no hay que olvidar que fueron 400.000 personas, aproximadamente, las que participaron directa o indirectamente en esta gran aventura del Ser Humano.

Personas que, para nuestra alegría, han ido escribiendo libros, impartiendo conferencias, asistiendo a programas de radio y televisión, en donde en mayor o menor medida iban contando sus experiencias. Experiencias que, para los que nos apasiona la Historia de la Carrera Espacial, hacían y hacen nuestras delicias.

Carlos Gonzalez (izq.) y Charlie Duke – Apolo 16 – en el CEV del MDSCC – 28/3/12

Pues bien, ahora le toca a Carlos González, que, aparte de ser uno de los pilares en los que se sujetó la exposición “NASA, la aventura del espacio” de hace justo dos años (Diciembre 2011), acaba de editar un libro recopilando su experiencia y conocimiento sobre el Programa Apolo. Y lo que es mejor, se trata de un libro gratuito, editado en pdf, que podéis bajaros de la web del MDSCC o directamente desde PROGRAMA APOLO DE NASA – Carlos Gonzalez.

Carlos Gonzalez (izq.) en la Inauguración de la exposición sobre NASA en Madrid. Charlie Duke (Apolo 16) está a la derecha de todo.

Como no podía ser de otra forma, el libro condensa de forma espectacular y bastante exhaustiva todo el Programa Apolo. Sinceramente, me ha sorprendido la cantidad de detalles y anécdotas que se cuentan en el, muchas de ellas desconocidas para el “gran público”. Si tuviéramos que sugerir alguna cosa, sería la de que se echa en falta conocer más anécdotas personales de Carlos en el tiempo que trabajó en Robledo de Chavela. Seguramente fueron muchas y muy interesantes.

De cualquier manera, ¡muchas gracias Carlos por tu generosidad en compartir con todos nosotros tus conocimientos sobre aquellos históricos momentos!

¡Qué lo disfrutéis!

ANOTACIONES RELACIONADAS:
Bookmark and Share