¿Por qué la exportación es la única alternativa para que la economía española pueda seguir creciendo en los próximos años?

5 marzo 2010

Vamos a dedicar dos posts a hablar sobre las exportaciones españolas. En este primer artículo veremos cómo las exportaciones de los productos españoles a otros países puede ser la única forma de arreglar la maltrecha economía del páis en los próximos años. En el segundo post veremos cúales son las posibles causas de que España no sea un país tradicionalmente exportador.

En general, sólo hay cuatro formas para que una economía pueda crecer:

–    Por consumo.
–    Por exportaciones.
–    Por inversiones.
–    O aumentando el gasto público.

Si las analizamos una a una para España, veremos que la única alternativa es, efectivamente, el aumento de las exportaciones.

–    Consumo:

Las previsiones para el consumo en España durante los próximos seis años son bastante pesimistas. Además hay que tener en cuenta que la tasa de paro va a seguir subiendo, por lo que el consumo disminuirá. A parte de que los tipos de interés van a subir, seguramente, también. Por lo que es una variable más que limitará el consumo.

Según el Servicio de Estudios Económicos del BBVA, en adelante SEE BBVA, se estima que la tasa de consumo de los hogares españoles va a disminuir alrededor de un 6 % como se puede ver en el siguiente gráfico:

–    Inversiones:

Por inversiones se entiende tanto las inversiones públicas en infraestructuras, educación, etc.., como inversiones privadas, por ejemplo, construir una fábrica.

La inversión privada es difícil que crezca en los próximos años debido a la propia situación de la economía. Es fácil pensar que un empresario no va a invertir en, por ejemplo, instalaciones si la economía no prospera.

Respecto a las inversiones públicas, tradicionalmente España ha podido aumentar el nivel de éstas en el pasado gracias a la recepción de los fondos estructurales y de cohesión de la Unión Europea. Siendo España el primer receptor de fondos durante los últimos años.

Sin embargo, la ampliación de la Unión Europea a los países del Este ha hecho que estos países sean ahora los grandes receptores de los fondos, por tanto, aunque España seguirá recibiendo fondos, la cantidad de éstos van a disminuir considerablemente.

–    Gasto público:

El gasto público se refiere a los gastos realizados por el Gobierno en materia social, por ejemplo, la Sanidad y en materia de Administraciones Públicas, donde se afirma, en un estudio reciente del EAE Business School, que el 20 % del gasto público se destina al pago de las nóminas de los funcionarios.

En España parece bastante difícil poder crecer aumentando el gasto público, ya que, dicho de una manera sencilla, no se puede gastar más.

Además, no parece muy inteligente que en una situación de crisis se aumenten los gastos siendo lo contrario, el recorte de los mismos, el camino más racional a seguir, como así parece que está empezando a hacer el Gobierno para intentar reducir el déficit público.

Por tanto, como estos tres factores están y estarán a la baja claramente en el futuro próximo, la única variable que podría generar crecimiento en España para los próximos años es la exportación.

En general, sólo hay cuatro formas para que una economía pueda crecer:

Por consumo.

Por exportaciones.

Por inversiones.

O aumentando el gasto público.

Si las analizamos una a una para España, veremos que la única alternativa es, efectivamente, el aumento de las exportaciones.

Consumo:

Las previsiones para el consumo en España durante los próximos seis años son bastante pesimistas. Además hay que tener en cuenta que la tasa de paro va a seguir subiendo, por lo que el consumo disminuirá. A parte de que los tipos de interés van a subir, seguramente, también. Por lo que es una variable más que limitará el consumo.

Según el Servicio de Estudios Económicos del BBVA, en adelante SEE BBVA, se estima que la tasa de consumo de los hogares españoles va a disminuir alrededor de un 6 % como se puede ver en el siguiente gráfico:

Bookmark and Share

Anuncios