La publicidad actual ama al Programa Apolo

31 mayo 2016

Recientemente se está emitiendo un anuncio de la nueva versión del deportivo R8 de Audi. En el mismo se ve a un hijo que va a visitar a su padre mayor a casa. Este hombre ha sido un astronauta que ha viajado a la Luna y actualmente no tiene ningún tipo de motivación ya que añora esa época en donde la tecnología y la velocidad permitieron llegar tan lejos. Obviamente el hijo deja conducir a su padre el coche y éste recupera la sonrisa y las sensaciones pasadas. Pero lo mejor es que lo disfrutéis vosotros mismos.

Por otro lado, hace un año, se emitió en España un anuncio de Vodafone en el que Alan Bean, cuarto hombre en pisar la Luna con el Apolo 12, hablaba de su experiencia en aquella misión y de lo que se había conseguido con una tecnología que hoy en día daría risa. Bean plantea una pregunta muy clara; si él fue capaz de llegar a la Luna con esa tecnología tan básica, qué serás capaz tu de hacer con la tecnología de hoy en día. Obviamente esa tecnología y velocidad te la proporciona ONE de Vodafone. Merece la pena ver el anuncio a continuación.

Últimamente es común ver anuncios en los que se quiere relacionar el Programa Apolo a la Luna con diferentes marcas. Que dos marcas tan poderosas como Audi y Vodafone lo hayan hecho recientemente es quizás el ejemplo más claro de lo que hablamos.

Pero ¿por qué estas dos grandes marcas se quieren asociar a la mayor aventura emprendida por el ser humano?

Como hemos comentado muchas veces en este blog, el Programa Apolo supuso un esfuerzo tecnológico brutal para EE.UU. No se va a la Luna  si no tienes una tecnología puntera, como muy bien aprendieron los soviéticos. Hoy en día estamos acostumbrados a la alta tecnología y a proyectos magníficos en este sentido, como por ejemplo la Estación Espacial Internacional (EEI) o el Gran Colisionador de Hadrones (GCH), pero el salto hacia adelante que supuso el Programa Apolo, en el que en la mayoría de los casos no había ninguna base sobre la que desarrollar tecnología, fue realmente enorme. A este concepto es al que quieren asociarse estas y otras marcas.

Audi y Vodafone son marcas tecnológicas. Pero no solo eso, son marcas que quieren relacionarse con la última tecnología. Si esto no fuera poco, además, quieren unirse a sensaciones en las que la gesta, el esfuerzo y la épica al más alto nivel están presentes, esa es la diferencia entre el Programa Apolo y la EEI o el GCH en donde no existen esos sentimientos.

Vodafone One - Alcanza la LunaEn mi opinión la elección ha sido magnífica. Y el trabajo de los creativos de las agencias de publicidad para captar y condensar todo esto ha sido excelente. Mi enhorabuena a todos ellos.

En resumen, muchas de las grandes marcas se han dado cuenta de que el Programa Apolo aporta unos valores tan excelentes que asociarse con ellos les puede reportar mucho beneficio económico.

ANOTACIONES RELACIONADAS:
Bookmark and Share


El Programa Apolo: ejemplo de gestión

13 febrero 2014
Aldrin en la Luna

Buzz Aldrin en la Luna. Apolo 11.

Desarrollado en el tiempo récord de una década, el Programa Apolo fue asombro del mundo también por el resultado. ¿Cuál fue el secreto? La gestión de un equipo humano excepcional da una pista.

La magnitud y la excelencia del Programa Apolo suscitan admiración y preguntas para el especialista en gestión y, especialmente, para el de recursos humanos. Se percibe inmediatamente el desafío de gestión allí implícito puesto que hubo que coordinar a cerca de 400.000 personas.

LOS GESTORES IDEALES.

JFK y James Webb

John F. Kennedy y James Webb (Director de NASA)

Al margen del carácter visionario del Presidente Kennedy, promotor del Programa Apolo, lo decisivo recayó en cuestiones de recursos humanos: selección y estructura. La primera selección relevante fue la del gestor principal: el administrador de NASA James E. Webb. El perfil del elegido no parece casual: su formación y experiencia, al ser un viejo conocedor de la burocracia de Washington, daba garantías en la realización de proyectos colosales. Webb, seguidamente, fichó a George E. Mueller, un experto en alta dirección y en control de costes.

Apolo 11 - Charles W. Mathews, von Braun, George Mueller, and Lt. Gen. Samuel C. Phillips in the Launch Control Center following the successful Apollo 11 liftoff on July 16, 1969

De izquierda a derecha: Charles W. Mathews, Wernher von Braun, George Mueller, y Samuel C. Phillips en Cabo Cañaveral el 16 de Julio de 1969, durante el lanzamiento del Apolo 11.

Que la selección de profesionales óptimos fue la clave del Programa Apolo está fuera de toda duda. El siguiente paso de Webb fue trabajar con Robert C. Seamans – administrador asociado – para reorganizar la Oficina de Vuelos Espaciales Tripulados (OMSF en sus siglas en inglés). Posteriormente Webb trabajó con los directores del Manned Spacecraft Center – el famoso “Houston” – (dirigido por Robert Gilruth), el Marshall Space Flight Center (donde Wernher von Braun desarrolló el cohete Saturno V) y el Centro de Operaciones de Lanzamiento – Cabo Cañaveral – (dirigido por Kurt H. Debus). Todos ellos informaban de manera efectiva a George Mueller.

Mueller se dió cuenta, además, de que entre los oficiales de alto rango de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) se podían encontrar algunos administradores muy cualificados, por lo que obtuvo el permiso de Webb para reclutar al general Samuel C. Phillips. Phillips se había ganado una buena reputación por su gestión eficaz del programa Minuteman, un misil balístico intercontinental (ICBM) que aún, hoy en día, está en servicio en los EE.UU. Samuel Phillips fue nombrado Director del Programa Apolo.

Deke Slayton (de naranja), desayunando con la tripulación del Apolo 11

Deke Slayton (de naranja), desayunando con la tripulación del Apolo 11

Para la gestión de los astronautas, auténtico departamento de recursos humanos, se puso al frente a Donald Slayton. Deke, como era conocido, se encargaba de hacer una primera selección (o descarte) de los astronautas que luego serían asignados a un misión concreta. Slayton fue uno de los primeros siete astronautas de los EE.UU. seleccionados para el programa Mercury pero jamás llegó a volar ni en ese ni en los siguientes programas espaciales (salvo el del Apolo-Soyuz en 1975). La causa fue que se le diagnosticó un problema cardíaco. Quién sabe si por esto o por otras razones, Deke era considerado como un tipo duro que no se andaba con chiquitas a la hora de gestionar al grupo de hombres que irían a la Luna.

UNA MAQUINARIA COHESIONADA Y COMPROMETIDA.

Anuncio de la compañía TRW

Anuncio de la compañía TRW

También los procesos de selección de proveedores fueron frecuentes en el ámbito de la industria privada. No hay que olvidar que en el Programa Apolo estuvieron implicados cerca de 500 contratistas y unos 250 subcontratistas además de unas cuantas universidades. Todas estas compañías y universidades estaban formadas, obviamente, por personas que también debían ser gestionadas. Entre las más importantes se encontraban Boeing (primera etapa del cohete Saturno V), North American Rockwell (segunda etapa del cohete Saturno V, módulo de mando y de servicio), Grumman (Módulo lunar), General Motors (sistema de guía y navegación), McDonnell Douglas (tercera etapa del cohete Saturno V), IBM (unidad de instrumentación), Bendix (componentes para la unidad de instrumentación, paquete de experimentos ALSEP), ILC (trajes espaciales), TRW (Análisis de trayectoria, motor de descenso del módulo lunar), el MIT (gestión técnica del sistema de guía y navegación), las universidades de Chicago, Berkeley, San Diego, UCLA, Yale, Cambridge en el Reino Unido, etc.

El programa Apolo probó el talento de un gran número de personas y organizaciones. La selección y gestión fueron una de las claves del éxito para mantener una maquinaria cohesionada y comprometida con el objetivo de llevar – y traer de vuelta – a los Hombres a la Luna.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Bookmark and Share


El físico como profesional de la innovación tecnológica

31 marzo 2011

La Fundación Ramón Areces pone a disposición en su web, de forma gratuita y en formato pdf, el libro titulado “El físico como profesional de la innovación tecnológica“. El coordinador es un viejo conocido de los que hemos estudiado Física, el profesor Antonio Fernández Rañada.

Esta obra recoge las actas de un Foro Debate celebrado en la Fundación Ramón Areces en colaboración con la Real Sociedad Española de Física y pretende dar una visión de lo que pueden hacer los físicos dentro del mundo de la empresa. En especial en aquellos sectores donde la investigación y la innovación resultan importantes.

El físico como profesional de la innovación tecnológica

Bookmark and Share


MODUS-VIVENDI (Hogares Innovadores Personalizados), lo último en arquitectura modular

7 febrero 2011

Próxima promoción - CC - vía flickr - simplifica

La crisis inmobiliaria está suponiendo un cambio en las prioridades y planteamientos de muchas personas en relación a la adquisición de una vivienda. Afortunadamente hoy en día se ha avanzando mucho en el abaratamiento de precios sin descuidar la calidad, incluso, aunque suene contradictorio, aumentándola en muchos casos.

Pero esto ¿cómo puede ser? Pues sencillamente aplicando la industrialización en la construcción, es decir, utilizando sistemas constructivos modulares. Hay que empezar a desterrar la idea de que las viviendas y demás tipologías de edificios, se tienen que construir en el sitio.  El sistema modular o industrial permite construir un edificio dentro de una fábrica, como ocurre con los coches o los aviones, por módulos que, posteriormente, se transportan al lugar donde se pretende ubicar el edificio ganando tiempo y dinero principalmente, pero también mejorando la seguridad y la protección del medio ambiente.

Boceto MODUS-VIVENDI - Modelo 5 habitaciones

Aunque no lo parezca, es un sistema muy habitual en América y en los países del Norte de Europa, incluso una conocida empresa de muebles vende este tipo de viviendas en esos países. Por tanto hay que olvidarse ya de que las soluciones modulares son o bien las típicas casetas de obra o bien las típicas casas de madera.

¿Qué ventajas tiene la arquitectura modular? Principalmente las que ya hemos comentado anteriormente. Por un lado el ahorro de costes ya que una de las tareas más costosas a la hora de adquirir una vivienda unifamiliar es el número de horas de diseño que tiene que utilizar el arquitecto. Con este sistema se diseña una vez, utilizando muy pocas horas para adaptar ese diseño al terreno donde se pretende ubicar la casa. Además no es un sistema cerrado puesto que se pueden personalizar con multitud de opciones, por ejemplo, el tipo de fachada. Si el cliente quiere, puede escoger entre piedra, madera, cerramientos vegetales, etc.

Fabricación en Modultec

Otra gran ventaja es el ahorro de tiempo. Normalmente cuando un cliente quiere hacerse una casa tiene que buscar un arquitecto, exponerle la idea que quiere y después de varias reuniones y horas de trabajo, el arquitecto entrega el diseño de la misma. Una vez hecho esto, hay que solicitar los permisos y las licencias municipales oportunas. No hay que olvidarse tampoco de contratar a un constructor. En definitiva, mucho tiempo. Una solución modular te evita todo esto puesto que el propio fabricante de la vivienda también la transporta y monta en la parcela. Además, el hecho de construir dentro de una fábrica, hace que se eliminen las dificultades que generan las inclemencias del tiempo, aumenta los niveles de seguridad de los operarios y permitiendo realizar los trabajos de forma planificada y continua.

La eficiencia energética y la sostenibilidad es otra de las grandes ventajas que tiene la arquitectura modular ya que reduce el impacto en el medio ambiente, construyendo de forma más sostenible desde el punto de vista medioambiental, económico y social.

MODUS-VIVENDI

Para satisfacer la demanda que está surgiendo actualmente dentro de este mercado ha nacido MODUS-VIVENDI :: Hogares Innovadores Personalizados. Una empresa de arquitectura modular creada para satisfacer las necesidades de todas aquellas personas que tienen un terreno y quieren hacerse una casa pero que no están dispuestas a pagar las grandes sumas de dinero que hacen falta en una construcción tradicional ni, por supuesto, tampoco están dispuestas a tener que esperar bastantes meses para poder entrar a vivir en su nuevo hogar.

 

MODUS-VIVENDI, modelo C

Actualmente disponen de tres modelos que van desde los 90 m2 hasta los 180 m2, este último modelo es de dos plantas. Como decíamos antes, las posibilidades de personalización de las viviendas son muy amplias: fachadas, cubiertas, carpinterías, ventanas, pavimentos… Además se pueden instalar sistemas de recogida de aguas pluviales para aprovecharla después, sistemas de seguridad, sistemas domóticos y un sinfín de cosas más. Sin olvidarse tampoco del ahorro energético ya que se ha elegido un sistema de fachada ventilada que se adapta a cualquier tipo de clima y a los gustos del cliente,  diseñando posteriormente el aislamiento térmico que se necesite en función del lugar. Se han escogido también, en las viviendas básicas, unas ventanas con rotura de puente térmico y acristalamiento de calidad para completar la función eficiente. Lo mejor de todo es que si no te gustan los modelos propuestos MODUS-VIVENDI te diseña tu vivienda desde cero.

En definitiva, si te estás planteando hacerte una vivienda no descartes la opción modular. Probablemente, hoy en día, es la mejor elección.

Bookmark and Share


La diferencia

28 abril 2010

Sólo hay una salida, y es sumamente sencilla: es preciso hacer algo distinto. Hacer algo que el mundo no haya visto antes. Innovar para, durante un corto espacio, llegar a tiempo, ser único y resultar altamente competitivo.

Funky Business.

Bookmark and Share


70 diseños de CV muy creativos

31 marzo 2010

ejemplo-cv-creativoEn la estupenda web Resources han hecho una espectacular recopilación de 70 CVs extremadamente creativos e imaginativos. Y es que los tiempos han cambiado con esto de la crisis, así que si deseas  destacar y capturar la atención de un posible  empleador necesitas ser creativo en todos los aspectos. Especialmente en el caso de diseñadores…

¿Te arriesgarías a mandar un diseño así?

Bookmark and Share


¿Por qué España no es un país exportador?

8 marzo 2010

Siguiendo con el post en el que comentábamos que la exportación es la única forma que tiene la economía española para salir adelante en los próximos años, creemos, sin embargo, que España tradicionalmente no ha sido un país exportador de sus productos. A continuación vamos a intentar definir cuales han sido, y son, los motivos de esta falta de exportación en nuestras empresas.

En primer lugar, se encuentra un tema de precios. Para poder exportar interesa que la moneda local esté débil frente a la moneda del país donde se exporta. Ahora mismo el Euro es una moneda fuerte, especialmente frente al Dólar, por lo que se exporta menos a los EE.UU. Lógicamente entre países de la Unión monetaria esto no influye, pero sí que influyen otros factores en el precio.

En segundo lugar se encuentra el tamaño de las empresas españolas. Según un informe del Ministerio de Industria titulado Retrato de las PYME 2009, la mayoría de ellas, un 99 %, son pequeñas y medianas empresas que tienen un mercado local, por lo que, lógicamente, se puede decir que no exportan mucho.

Otro punto importante es el marketing que se realiza en España. Tenemos muy buenos productos pero mala imagen. El “Made in Spain” no vende mucho. Un caso bastante curioso es la percepción que se tiene en el exterior de la marca “Zara”, ya que mucha gente piensa que se trata de una marca italiana de moda. Tener una imagen de marca fuerte como país es un factor de competitividad añadido.

El hecho de que los españoles no hablen muchos idiomas, especialmente el inglés, hace que exportar a otros países tenga un grado más de dificultad. Según un estudio de la Unión Europea (Europeans and their Languages – PDF – 6,9 Mb), se calcula que en España hay un 17 % de personas que hablan otro idioma de forma razonable, exceptuando el español como lengua materna, lo cual es bastante poco, la verdad.

Como quinta causa podríamos citar la Historia. Ya que España empezó a exportar muchos años después de que lo hicieran los países de su entorno. En concreto, en la década de los años 60, aprovechando el boom del turismo que repercutió en el crecimiento económico.

Y para finalizar, podríamos citar dos posibles causas más para intentar explicar porqué España no es un país muy exportador. Una sería la contradicción que existe entre el gran consumo que ha habido en España y la poca exportación que también ha existido. Otra posible causa que se suele comentar es  la, supuesta, informalidad en los plazos de entrega, lo que podría resentir la competitividad de nuestras empresas. De todas formas, desde mi experiencia comercial con otros países del norte de Europa, ésta supuesta informalidad la he vivido también con empresas francesas y luxemburguesas.

Bookmark and Share