50 años de la visita de los astronautas del Apolo 12 a Maspalomas

19 febrero 2020

Apolo 12 (izq. a dcha): Charles “Pete” Conrad Jr, Richard F. Gordon Jr. y Alan L.Bean. Foto NASA.

Como hicieran los astronautas del Apolo 11 y sus esposas cuatro meses antes, los tripulantes del 12 emprendieron el viaje de buena voluntad por varios países. En esta ocasión, los ilustres viajeron irían a aquellos lugares que no pudieron ser visitados por Armstrong, Aldrin y Collins en la primera gira, después de su misión lunar.

Recordamos que la tripulación del Apolo 12 estaba formada por el tercer hombre en pisar la Luna; el comandante Charles “Pete” Conrad, el cuarto hombre en hacerlo; Alan Bean y el piloto del módulo de mando (que se quedaba orbitando la Luna) Richard Gordon. Los acompañaban sus respectivas esposas: Jane Conrad, Sue Bean y Barbara Gordon.

Portada del Eco de Canarias del 21 febrero 1970 anunciando la llegada de los tripulantes del Apolo 12 el día anterior a Gran Canaria.

Dada la buena acogida con la que se recibieron a los primeros hombres que pisaron la Luna en Gran Canaria, en octubre de 1969, la NASA decidió que también los tripulantes del Apolo 12 disfrutarían de un fin de semana de descanso en Maspalomas, después de visitar una serie de países en Hispanoamérica y antes de abordar las visitas a los países europeos. Se trataba, por tanto, de una visita no oficial.

De este modo, el viernes 20 de febrero de 1970, a las 23:20h el avión Boeing 707 del presidente de los Estados Unidos aterrizó, procedente de Panamá, en el aeropuerto grancanario de Gando con los famosos pasajeros. Una hora antes del aterrizaje se recibió un telegrama, procedente del avión, en el hotel donde se iban a hospedar. En ese telegrama se comunicaba que un astronauta (sin especificar quién) sufría un fuerte dolor de muelas y se solicitaba que se gestionara la visita a un dentista para el día siguiente.

Hotel Maspalomas Oasis durante la visita de los astronautas del Apolo 12 (Febrero 1970).

Después de bajar del avión tuvo lugar una pequeña rueda de prensa y al terminar pusieron rumbo al ya mítico hotel Maspalomas Oasis. Para Charles Conrad era su segunda visita a Gran Canaria pues ya estuvo allí en septiembre de 1965 con su compañero Gordon Cooper de la misión Géminis 5.

Al día siguiente ocurrió algo impensable por lo poco probable que es; Maspalomas amaneció sin sol y con una ligera llovizna. El plan inicial de coger un barco y salir a navegar tuvo que ser cancelado. Conrad aprovechó para ir a jugar al golf y comer en el campo, Gordon se quedó en la habitación descansando y Alan Bean aprovechó para visitar el Centro Helioterápico Canario, que el italiano Eduardo Filiputti había montado allí. Por cierto, este centro se encontraba justo al norte de la charca de Maspalomas y ya no existe.  En aquellas instalaciones se ofrecían baños de arena caliente, entre otras cosas, para aliviar enfermedades. Las esposas de los astronautas se fueron a la peluquería del hotel y a hacer unas compras. Salvo una de ellas que se fue a la ciudad de Las Palmas…

Postal del Centro Helioterápico Canario de Maspalomas. Autor desconocido.

Y es que Sue Bean tenía cita con el dentista Alejandro Ramírez, en su consulta de la capital grancanaria. Despejando así la duda sobre quién necesitaba tratamiendo odontológico. La esposa del cuarto hombre en pisar la Luna tuvo que esperar su turno en la sala de espera de la consulta. Allí un periodista del Eco de Canarias, Pedro González Sosa, aprovechó para entrevistarla en exclusiva.

Para terminar el día se había preparado una gran cena homenaje a los tres astronautas y sus esposas en el hotel, tal y como había sucedido unos meses antes con Armstrong, Aldrin y Collins. En la fiesta posterior, amenizada por el folclore canario del grupo Roque Nublo, se bailó y se cantó. También se les homenajeó, entregándoles el Can de plata insular además de obsequiarles con unos cuchillos labrados, unos timples y unos puros canarios. A sus esposas se les regaló unas típicas mantelerías.

Conrad recibiendo el Can de plata insular, a la izquierda Gordon y Bean (de espaldas). Autor desconocido.

El domingo 22 continuó siendo un día de mal tiempo por lo que tampoco pudieron salir a navegar. Conrad aprovechó de nuevo para ir a jugar al golf, aunque esta vez se le unió su compañero Gordon y Alan Bean también repitió el plan del día anterior y volvió al centro helioterápico. Todo el mundo se retiró pronto a descansar después de una cena íntima.

Segundo día de golf en Maspalomas. Sentado a la izquierda Charles Conrad y en el medio Richard Gordon. Autor: desconocido.

Al día siguiente, el de su partida, amaneció con sol. Su vuelo a Lisboa estaba previsto que partiera de Gando a las 10:20h de la mañana, pero unos minutos antes de embarcar, los tres astronautas concedieron una pequeña rueda de prensa en el aeropuerto. Allí solo estaban los periodistas de Televisión Española, Radio Nacional de España y el Eco de Canarias. Parece ser que los otros medios locales canarios que no llegaron a tiempo para cubrir la rueda de prensa (Diario de Las Palmas y La Provincia) se “picaron”, como demuestra la crónica que se puede leer en el Eco de Canarias del día 25 de febrero… Cosas de periodistas.

De esa rueda de prensa me quedo con la respuesta de Pete Conrad cuando uno de los periodistas le preguntó si querría ser el primer astronauta en pisar Marte:

No me gustaría estar volando por el espacio, dentro de un “cascarón de nuez”, durante 600 días en que está calculado tardar para llegar el primero a Marte.

Que yo sepa, ningún otro astronauta del Programa Apolo volvió después por Gran Canaria por causa de otra gira mundial de buena voluntad.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, ACEPTO QUE ME INVITES A UNA CERVEZA... ;-)


La NASA explica en un video los beneficios de la llegada del hombre a la Luna

15 febrero 2020

Se me pasó comentar este video que lanzó NASA en español hace unos meses respondiendo a la pregunta de cómo ha cambiado el Programa Apolo nuestra vida diaria.

Escribí en el blog hace ya unos (diez) años sobre los beneficios concretos que podemos disfrutar como consecuencia de la tecnología desarrollada para viajar a la Luna a finales de los años sesenta y principios de los setenta, pero me ha gustado este video y quiero enlazarlo aquí. Por cierto, para el que no lo sepa, la transferencia de tecnología que se desarrolla en el ámbito espacial y que luego deriva en una aplicación civil se llama en inglés spin-off y la NASA también tiene una web específica sobre los spin-off del Apolo.

Apollo spinoffs

Los avances derivados de la carrera espacial han sido muchos. El video, sin embargo, destaca sobre todo los siguientes:

  • Amortiguadores para minimizar los efectos de los terremotos en las edificaciones.
  • Equipos de monitorización para personas enfermas.
  • Aislantes y tejidos que protegen del fuego.
  • Balsas inflables.
  • Baterías recargables para audífonos.
ANOTACIONES RELACIONADAS:

El papel de Australia durante el Apolo 11 en una infografía

14 febrero 2020

Con motivo del 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna con el Apolo 11, la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth (CSIRO) abrió una estupenda web en donde se explica el papel que tuvo ese país en el Programa Apolo ayudando a los norteamericanos a conseguir el objetivo marcado por Kennedy. Queremos rescatar un par de infografías muy interesantes que hemos visto allí.

El papel de las estaciones de seguimiento australianas durante el Apolo 11

El papel de Australia fue bastante similar al papel que tuvo España en aquella aventura. Una de las infraestructuras que tuvo que desarrollar la NASA fue la Red de vuelos espaciales tripulados (MSFN en sus siglas en inglés) que se ocupaba de captar toda la información de la nave Apolo desde la Luna (y viceversa) a través de una serie de estaciones de seguimiento repartidas por todo el mundo. Otra red que tuvo que crear la agencia norteamericana fue la Red de comunicaciones de NASA (NASCOM, también en sus siglas en inglés), que era la encargada de retrasmitir toda la información desde las estaciones hasta Houston (y viceversa) utilizando todo tipo de enlaces de comunicación.

Las tres estaciones principales de la MSFN eran Goldstone (Estados Unidos), Honeysuckle Creek (Australia) y Fresnedillas de la Oliva (España) que tenían antenas de 26 metros. Aparte de éstas, había repartidas por el mundo otra serie de estaciones que daban apoyo a las tres principales: en España estaban Maspalomas y Robledo de Chavela y en Australia contaban con Carnarvon, Tidbinbilla, Island Lagoon y Orroral Valley. El radiotelescopio de Parkes no pertenecía a la red de NASA pero, para el Apolo 11, su gran antena de 64 metros de diámetro fue utilizada para la retrasmisión de televisión desde la Luna.

Además, NASA necesitó contratar los servicios de la Compañía Telefónica Nacional de España (CTNE) y de la Overseas Telecommunications Commission (OTC) para poder establecer los enlaces vía satélite INTELSAT – dentro de la red NASCOM -, que permitían unir las estaciones españolas y australianas con Houston.

Como regalo extra enlazamos también la infografía comparativa entre el cohete Saturno V y las antenas australianas.

El cohete Saturno V comparado con algunas de las antenas más grandes de Australia.

(¡Gracias por el chivatazo Juan!).

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Fotos que cambiaron el mundo, serie documental que empieza con la mítica imagen de Buzz Aldrin sobre la Luna

13 febrero 2020

Buzz Aldrin en la Luna

“Fotos que cambiaron el mundo” es una serie documental de seis episodios que repasa la historia del siglo XX a través de fotografías míticas que (casi) todo el mundo recuerda. Se emite actualmente en Movistar+.

Recientemente, he tenido la oportunidad de ver el primer capítulo puesto que en él se habla de la mítica fotografía que tomó Neil Armstrong de su compañero de misión, Buzz Aldrin, en la superficie de la Luna el 20 de julio de 1969. Fotografía, sin duda, icónica por su significado y belleza.

En realidad, en este primer episodio, se narra cómo transcurrió la misión del Apolo 11; la primera de las seis que lograron aterrizar sobre la Luna entre 1969 y 1972. Incluso se llega a hablar de la conspiración lunar.

Entre las personas que aparecen en este primer capítulo, se encuentran el astronauta británico Tim Peake o la científica espacial Lucie Green. Pero, quizás, el testimonio que más me ha gustado ha sido el de Chris Cooze, encargado de comunicación de Hasselblad, la famosa empresa que fabricó las cámaras fotográficas con las que se tomaron las instantáneas de las misiones Apolo. Cooze explica muy bien cómo se hicieron esas fotografías y las características más importantes que tenían las cámaras Hasselblad con que se tomaron.

Hasselblad Data Camera usada en los vuelos del Apolo 8, 9 10 y 11.

Otro punto en el que se incide en el episodio es la parte humana de los astronautas del Apolo 11 y, sobre todo, en cómo les afectó su viaje lunar al regresar a la Tierra. Como es ya bien sabido, esa vuelta fue traumática en la mayoría de los casos. Me ha llamado la atención los fragmentos que se ponen de una entrevista hecha a Buzz Aldrin en 1973. En esa entrevista, para el programa “This week” de Thames, podemos ver a Aldrin, con una camisa roja bastante extravagante y una no menos llamativa barba sin bigote, hablando de su decepción por no ser el primer hombre en pisar la Luna. Llegando a afirmar, además: “Hubiera tenido una vida más excitante si hubiera sido el primero. ¿Quién sabe? Incluso podría haberme convertido en profesor de universidad como Neil”. A buen entendedor…

¿Merece la pena ver este capítulo? Al principio reconozco que me resultó un pelín aburrido, más que nada porque no descubrí nada nuevo ahí, pero el final, con el testimonio de Cooze y la entrevista de Aldrin, mejoró mucho mi percepción, llegando incluso a descubrir esa entrevista de 1973 al “segundo hombre en pisar la Luna” (aunque llegara al mismo tiempo que Armstrong en el Módulo lunar Águila). Sin acritud querido Buzz.

ANOTACIONES RELACIONADAS:
SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, ACEPTO QUE ME INVITES A UNA CERVEZA... ;-)


El anuario SINC 2019 y “Los vecinos del pueblo alucinante”

11 febrero 2020

SINC (Servicio de Información y Noticias Científicas) es una agencia pública de comunicación especializada en información sobre ciencia, tecnología e innovación en español. Se puso en marcha en el año 2008 por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

Desde el 2010 publica en su web un anuario gratuito en pdf con toda la actividad del año.

Lo reseño en el blog porque ya está disponible, para su descarga, el del año pasado (2019). En él se puede volver a recordar el artículo titulado “Los vecinos del pueblo alucinante”, que publicaron sobre el papel de Fresnedillas de la Oliva en la llegada de los primeros seres humano a la Luna.

Anuario SINC 2019 – Los vecinos del pueblo alucinante.

Y es que por Fresnedillas pasaron un tercio de las comunicaciones de las primeras expediciones del ser humano a la Luna bajo el Programa Apolo y, como recuerda Olivia Ventura, ingeniera agrícola y concejala del Ayuntamiento:

“Nuestros abuelos no podían valorar en aquel momento el alcance de lo que estaba pasando porque estaban concentrados en hacer su trabajo, pero las siguientes generaciones hemos crecido oyendo las historias sobre la antena y la Luna. No es casual que unos cuantos nietos hayamos salido ingenieros”.

Sin duda un gran patrimonio inmaterial el que dejó en el pueblo la participación en aquella gran aventura.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Para toda la humanidad (For all mankind), la serie ucrónica

11 febrero 2020


Para toda la humanidad (For all mankind) es una serie ucrónica que ha producido recientemente Apple Tv. Tiene el mismo título que el magnífico documental que hizo Al Reinert sobre el Programa Apolo en 1989.

Parte del (falso) hecho de que la Unión soviética fue la primera en llegar a la Luna con cosmonautas y no los Estados Unidos y su famoso Apolo 11. ¿Qué hubiera pasado entonces? Pues que la historia, evidentemente, no hubiera sido la que fue. Así que la serie explora uno de esos posibles derroteros.

Sin destripar nada, diré que los primeros capítulos están bastante bien, consiguen engancharte ya que las referencias a los hechos y a personajes reales que conocemos son muchísimas. Aunque, conforme avanzan los episodios, reconozco que se me ha hecho un poco pesada. La razón es la multitud de historias secundarias que, aunque ayudan a describir a los personajes y sus problemas, muchas veces no aportan nada a la trama principal que es lo que pasa en la Luna entre capitalistas y comunistas. Estamos hablando de capítulos de una hora de duración aproximadamente. Por cierto, la serie tiene un enfoque actual y no es la típica serie “solo para tíos”.

La buena noticia es que parece que se ha confirmado ya una segunda temporada.

¡Ah! una recomendación final por si la veis. Quedaros hasta el final del último capítulo porque hay una escena después de los títulos de crédito.

ANOTACIONES RELACIONADAS:
SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, ACEPTO QUE ME INVITES A UNA CERVEZA... ;-)


Exposición fotográfica en Valdemorillo y conferencia de Carlos González como acto de inauguración

9 febrero 2020


El Ayuntamiento de Valdemorillo, a través de su concejalía de Educación y Cultura, junto con el Ayuntamiento de Robledo de Chavela, inaugura una exposición fotográfica con motivo de los 50 años de la llegada a la Luna por primera vez con el Apolo 11.

Estas fotografías, que son las mismas que se expusieron hace unos meses en la Facultad de Ciencias Físicas de la Universidad Complutense de Madrid, se van a poder volver a ver en la Casa de la Cultura “Giralt Laporta” de Valdemorillo (Calle de la Paz 51) desde el viernes 14 de febrero al 29 de febrero.

La inauguración tendrá lugar a las 19 horas del citado viernes 14 y estará amenizada con música en directo.

Pero lo mejor es que, una hora después, a las 20h, nuestro querido Carlos González Pintado dará una conferencia sobre su experiencia como técnico en las estaciones de Fresnedillas y Robledo durante el Programa Apolo.

Sin duda un par de buenas excusas para acercarse a Valdemorillo el viernes que viene por la tarde.

ACTUALIZACIÓN (14/02/2020): La charla estuvo fenomenal. Un montón de gente a la que Carlos se metió en el bolsillo con su sabiduría y su sentido del humor. A mi me dió alguna idea para investigar como por ejemplo el asunto de los amortiguadores de la etapa de descenso de los módulos lunares. Buen turno de preguntas, aunque no podía faltar el “conspiranoico” repitiendo mantras. En cualquier caso, amena, divertida y muy interesante. Me gustó mucho asistir y saludar a Carlos al final. Lo que no pude ver fue la exposición de fotografías, aunque se supone que son las mismas que las que estuvieron en la Facultad de Ciencias Físicas de Madrid.

Inicio de la charla de Carlos González en Valdemorillo. 14 de febrero 2020.

Carlos González en Valdemorillo comentando el VAB de Cabo Cañaveral. 14 de febrero 2020.

Carlos González en Valdemorillo respondiendo a las preguntas del público. 14 de febrero 2020.

ANOTACIONES RELACIONADAS:
SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, ACEPTO QUE ME INVITES A UNA CERVEZA... ;-)