Maspalomas, un lugar histórico en la exploración del espacio exterior. Memorias (libro)

16 octubre 2019

Maspalomas, un lugar histórico en la exploración del espacio exterior. Memorias. Autor: Antonio-Román Rodríguez del Pino. Edita: Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana. 191 páginas. ISBN: 13978-84-09-08937-6.

Es complicado conseguir este libro, pero gracias a Valeriano Claros tengo un ejemplar. Llegué a hablar con el autor, incluso, que me sugirió que me pusiera en contacto con el Ayuntamiento para ver si me podían enviar una copia dado que, en ese momento, no se podía comprar por Internet (no se si ahora se puede o tampoco). Hice dos gestiones con el consistorio que no llegaron a ningún sitio. Bueno, el caso es que, como digo, Valeriano Claros me consiguió uno y me lo regaló.

Tenía mucho interés en leerlo después de conocer quién lo ha escrito y es que Don Antonio-Román fue el secretario del director norteamericano de la Estación (STADIR) de NASA en Canarias (CYI) el Sr. Charles “Chuck” Rouiller, desde el año 1963 hasta 1969.  Estamos, por tanto, ante un protagonista en primera persona de lo que ocurrió allí. Y es que, al contrario de las otras estaciones españolas de NASA (Fresnedillas de la Oliva y Robledo de Chavela) no hay mucha información sobre cómo se vivió toda la carrera espacial desde Gran Canaria. Y eso que la “Canary Station” fue protagonista, desde el primer momento, del hecho histórico conocido como la Carrera espacial: si el Sputnik, el primer satélite artificial enviado al espacio por el ser humano, se lanzó en octubre de 1957, la NASA, el 4 de agosto de 1959, informaba al Gobierno español de que requería instalar una estación de seguimiento en las Islas Canarias.

Dcha. a izq: David Wilkins (BFEC), José Joaquín Mendizábal Solano (INTA), H. William Wood (Director de la División de Operaciones de NASA-GSFC), Charles A. Rouiller, Jr. (director de la estación NASA-CYI) y Antonio-Román Rodríguez Del Pino. Foto: ARRDP.

Pues bien, una vez leído, el libro me ha parecido una joya rara. Joya porque da luz a muchos aspectos que estaban olvidados y raro porque tiene una estructura que no es habitual. No sigue el relato temporal, sin embargo, esto no es una crítica puesto que la historia se cuenta y comprende, evitando el previsible lío al lector con tanto ir y volver.

El estilo es claro, directo y conciso, como corresponde a un autor que desde su juventud colaboró tanto con medios de prensa nacionales como con medios locales canarios (El Eco de Canarias y el Diario de Las Palmas). Además, se ilustra con muchas fotografías – algunas inéditas puesto que son de la colección particular de Don Antonio-Román -.

Creo que es necesario contar en detalle lo que ocurrió en Maspalomas y, sin duda, este libro va a ser una gran fuente para cuando se realice esa empresa. Agradecemos a Don Antonio-Román haber compartido estas memorias que todo “astrotrastornado” debería leer.

ANOTACIONES RELACIONADAS: