50 años del Apolo 10: todo o nada

Después de comprobar que el módulo lunar (conocido como LEM, en sus siglas en inglés) funcionaba perfectamente durante la misión del Apolo 9, la idea de pisar la Luna empezaba seriamente a transformarse desde un anhelo a una realidad.

La misión del Apolo 10, que probaría si el LEM también podía funcionar en órbita lunar, – sin llegar a tocar la superficie de nuestro satélite -, sería algo parecido a cuando se apuesta en el casino al rojo o al negro. Todo o nada. Si el módulo lunar actuaba según lo que se esperaba de él, la siguiente misión, la 11, tendría una oportunidad real de ser la primera en pisar la Luna. Sin embargo, si por alguna razón el LEM no ofrecía las garantías esperadas, seguramente el Programa Apolo se hubiera retrasado, poniendo en peligro el objetivo marcado por John F. Kennedy ocho años antes.

Lanzamiento del Apolo 10. 18 de mayo de 1969.

Pero volvamos a la misión. El lanzamiento se produjo el 18 de mayo de 1969 desde Cabo Cañaveral, como todas las misiones Apolo. La única diferencia es que el cohete Saturno V partió desde la rampa 39B y no desde la 39A. Fue la única misión de todo el Programa Apolo que se inició desde ese lugar.

A modo de resumen, el Apolo 10 fue una misión histórica por los siguientes motivos:

  • Se probó el LEM en órbita lunar por primera vez. A las 98h47m52s de iniciar la misión, mientras se separaba el LEM del Módulo de mando y servicio (CSM), el Comandante Stafford se despidió de su compañero John Young – que se quedaba en el CSM – con un “adiós” en español.
  • El módulo lunar se quedó a tan solo 15 kilómetros de la superficie lunar. Era una altitud de seguridad, ya que el punto más alto de la Luna no llega superar los 11 kilómetros.
  • Fue la primera vez que se usó la televisión en color desde la Luna.
  • Se fotografió el Mar de la Tranquilidad, el lugar donde estaba previsto que se posara el Apolo 11 dos meses más tarde. Este trabajo fue tan concienzudo que incluso los astronautas llegaron a bautizar a las Rimas Hypathia como la autopista US-1, pero de esto hablaremos en otro artículo.
  • La etapa de ascenso del módulo lunar no se estrelló en la superficie del satélite una vez abandonada,  como se hizo con todas las demás misiones lunares, sino que fue puesta en órbita solar, donde todavía sigue hoy en día.
  • El Apolo 10 batió el record de velocidad en la reentrada a la Tierra.  Según el libro Guinness de los Records la nave llegó a alcanzar los 39.987 km/h. Además de ser los astronautas más rápidos también fueron los humanos que han estado más lejos de la Tierra; 408.950 km. Esto fue debido al tipo de órbita que siguieron.

Charlie Brown y Snoopy en el control de misión de Houston. 20 de mayo de 1969. NASA. S69-34343.

El indicativo de llamada elegido para el módulo de mando y de servicio fue Charlie Brown y, como no podía ser de otra manera, se escogió Snoopy para el LEM. Además, el verbo husmear, en inglés, se dice snoop que es lo que haría el LEM sobre la Luna… Fisgar la superficie para seleccionar el mejor sitio de alunizaje para el Apolo 11.

De los tres astronautas que participaron en aquella misión sólo el comandante Thomas P. Stafford sigue vivo a día de hoy. Desgraciadamente John Young, piloto del módulo de mando, falleció en enero de 2018 y Eugene Cernan, piloto del módulo lunar, en enero de 2017.

El Módulo de mando Charlie Brown se exhibe en el Museo de la Ciencia de Londres. Es la única nave Apolo que se puede visitar fuera de los EE.UU.

Apolo 10. Cámara de TV en color. Imágenes del LEM y de la Tierra obtenidas por la cámara. NASA. S69-34438, S69-33993 y S69-33995.

En relación a la red de seguimiento, su configuración fue esencialmente similar a la de la misión del Apolo 8. Sin embargo, esta vez se necesitaba tener más capacidad para poder recibir las imágenes de televisión en color. Otra diferencia con el Apolo 8 fue que en el Apolo 10 hubo que seguir dos naves en órbita lunar. Las tres antenas principales (Apollo prime) de la red de seguimiento de vuelos tripulados (MSFN) seguirían al módulo lunar y las antenas de la red de espacio profundo (DSN – Apollo wing) al módulo de mando. En general, la red demostró que podía seguir y comunicarse con dos naves a distancias lunares.

El módulo de mando visto desde el módulo lunar y viceversa. Apolo 10. NASA

Con respecto a la red de comunicaciones de NASA, NASCOM, la configuración fue similar a la de misiones anteriores. Destacando que se utilizaron, otra vez, los dos satélites de comunicaciones INTELSAT, siendo el que estaba situado sobre el océano Atlántico con el que se comunicaban las estaciones españolas de Maspalomas en las Islas Canarias (CYI) y las de Madrid (Fresnedillas y Robledo). Para el caso de Canarias, el enlace con Estados Unidos lo proporcionaba la estación de la Compañía Telefónica Nacional de España (CTNE) situada también en Maspalomas y para el caso de la estación principal de Fresnedillas (Madrid Apollo prime) la situada en Buitrago del Lozoya a unos 80 kilómetros al norte de Madrid.

El día del lanzamiento, el periódico canario El Eco de Canarias informaba de que la estación de NASA en Maspalomas “se hallaba preparada” así como también la estación de Telefónica que permitiría enviar por el satélite”Intelsat IIF3” “las comunicaciones por voz y teletipo” a y desde EE.UU.

El Eco de Canarias (20/05/1969) – ed. especial sobre el Apolo 10 en TVE.

En la edición del día 20, se puede comprobar en la programación diaria de Televisión Española, como a las 22:10 horas iba a emitirse un programa especial sobre el Apolo 10 de 10 minutos de duración.

El ABC del día 27 de mayo publicaba una nota de la agencia Cifra, contabilizando el número de horas en las que estuvo la estación de Fresnedillas en contacto con el Apolo 10. Fueron nada más y nada menos que 105, lo que representó un 55 % del total de horas de la misión. Aunque de esas 105 horas, solo un 29 %, es decir, 56 fueron en exclusiva.

Los astronautas del Apolo 10 a su regreso de la misión. De izq. a dcha: Young, Cernan y Stafford. NASA. AP10-S69-20549.

El Apolo 10 fue una misión excelente. Buena parte de ese éxito fue debido a la tripulación escogida. Tres astronautas veteranos con muchas horas de vuelo en el espacio durante el Programa Géminis.

Solo una pieza faltaba ya para encajar en el inmenso puzle… El Apolo 11 estaba listo para pasar a la Historia.

Godspeed, Apollo 10!

Anuncios

One Response to 50 años del Apolo 10: todo o nada

  1. […] llegó el momento de la verdad. El Apolo 10, la misión previa, había sido un éxito total. Ya no había vuelta atrás. La humanidad, encarnada en tres hombres, intentaría pisar la Luna por […]

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: