50 años del Apolo 8: los primeros humanos se acercan a la Luna

El 21 de diciembre de 1968 la NASA envió a tres astronautas a la órbita lunar. Sería la primera vez que unos seres humanos dejaban la órbita terrestre para introducirse en el espacio profundo con el fin de llegar a la Luna. Algo que nadie jamás había hecho antes.

El motivo por el que los norteamericanos decidieron dar ese gran salto fue porque había rumores de que los Soviéticos pretendían enviar cosmonautas a orbitar la Luna en diciembre y la NASA, en aquellos momentos ya, estaba en disposición de no permitir que los Soviéticos se les adelantaran de nuevo.

Cara oculta de la Luna (Apolo 8)

Sin embargo, la empresa no era nada fácil. De hecho, un alto directivo de NASA llegó a calificar aquello como la decisión más audaz que tomó la Agencia espacial norteamericana. Y es que, realmente, el Apolo 8 iba a ser la segunda misión tripulada del Programa Apolo. Y no solo eso sino que también iba a ser la primera vez que unos seres humanos viajasen al espacio a bordo del cohete Saturno V (el Apolo 7 había sido puesto en órbita por una versión mucho más sencilla y ligera del Saturno).

Además, el Comandante Frank Borman, el piloto del módulo de mando James Lovell y el piloto del módulo lunar William Anders iban a ser los primeros seres humanos que vieran la cara oculta de la Luna y el amanecer de la Tierra sobre el horizonte lunar con sus propios ojos durante diez veces, pues fueron diez las órbitas en las que el Apolo 8 estuvo rodeando a la Luna. Por cierto, imagen esa, la de la Tierra azul en la negrura absoluta del Universo, que ha quedado como un icono mundial y, por supuesto, un símbolo de la propia misión.

La Tierra desde la Luna (Apolo 8)

Aquella misión estuvo plagada de anécdotas. Unas de las más famosas, quizás, fueran la de la lectura del inicio del libro del Génesis durante la Nochebuena, la de que se nombraron a ocho cráteres lunares con los nombres de ocho astronautas fallecidos, la de que los astronautas saludaban y se despedían en muchas ocasiones con expresiones en español o cómo describieron a la Luna cada uno de los tres astronautas a su regreso (Borman como de “Tremenda e impresionante desolación”, Anders como “una playa sucia” y Lovell como “totalmente gris, parecía hecha de yeso”).

Otras anécdotas que hemos contado en el blog de aquella misión fueron:

Los primeros seres humanos en viajar hacia la Luna (Lovell, Anders y Borman)

Al igual que pasó con el Apolo 7, y con el resto de misiones tripuladas del Programa Apolo, a la Tierra solo regresó el módulo de mando de la nave Apolo. El del Apolo 8 se encuentra en el Museo de la Ciencia y de la Industria de Chicago (EE.UU.).

Respecto a los astronautas, a día de hoy, todos siguen vivos. Por cierto, el Comandante Borman vino a Madrid en febrero de 1969, unos meses después del Apolo 8, y visitó la estación de Fresnedillas, fue condecorado por Franco con la Cruz al Mérito Aeronáutico e impartió una conferencia en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) entre otras actividades. ¡Ojalá se pudiera rescatar aquella conferencia de alguna manera!

Kit de prensa del Apolo 8 (pág. 71)

Fresnedillas y el resto de la red de seguimiento, funcionaron perfectamente bien. Tanto la antena principal (la de Fresnedillas – prime) como la de Robledo de Chavela (Apollo Wing) siguieron al Módulo de mando y de servicio durante toda la misión. Cabe destacar que en Fresnedillas, durante aquella misión, se inauguró la sala de prensa para recibir a todos los periodistas acreditados. Lo malo, por decir algo, es que todos los técnicos tuvieron que trabajar durante las fechas navideñas, pero visto el resultado de aquella histórica misión, seguramente mereciera la pena.

Leyendo la hemeroteca del diario ABC de esos días, podemos comprobar cómo también la Compañía Telefónica Nacional de España (CTNE) y Radio Televisión Española (RTVE) participaron en aquella aventura, dado que muchas de las imágenes que se recibieron en Fresnedillas luego se trasmitían a Prado del Rey para reenviarlas a todo el Mundo gracias a Eurovision.

Módulo lunar (Apolo 9)

El Apolo 8 demostró que se podía llegar a la órbita lunar y salir de ella, pero aún quedaba comprobar si se había diseñado y construido una nave apropiada (el Módulo lunar) para descender desde la órbita lunar hasta la superficie lunar. Le llegaba el turno al Apolo 9.

Godspeed Apollo 8, you are GO for TLI!

2 Responses to 50 años del Apolo 8: los primeros humanos se acercan a la Luna

  1. […] del increíble éxito cosechado por el Apolo 8, le tocaba el turno al Apolo 9. La primera misión en donde se probaría el módulo lunar (LEM) que […]

  2. […] 50 años del Apolo 8: los primeros humanos se acercan a la Luna. […]

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: