La publicidad actual ama al Programa Apolo

31 mayo 2016

Recientemente se está emitiendo un anuncio de la nueva versión del deportivo R8 de Audi. En el mismo se ve a un hijo que va a visitar a su padre mayor a casa. Este hombre ha sido un astronauta que ha viajado a la Luna y actualmente no tiene ningún tipo de motivación ya que añora esa época en donde la tecnología y la velocidad permitieron llegar tan lejos. Obviamente el hijo deja conducir a su padre el coche y éste recupera la sonrisa y las sensaciones pasadas. Pero lo mejor es que lo disfrutéis vosotros mismos.

Por otro lado, hace un año, se emitió en España un anuncio de Vodafone en el que Alan Bean, cuarto hombre en pisar la Luna con el Apolo 12, hablaba de su experiencia en aquella misión y de lo que se había conseguido con una tecnología que hoy en día daría risa. Bean plantea una pregunta muy clara; si él fue capaz de llegar a la Luna con esa tecnología tan básica, qué serás capaz tu de hacer con la tecnología de hoy en día. Obviamente esa tecnología y velocidad te la proporciona ONE de Vodafone. Merece la pena ver el anuncio a continuación.

Últimamente es común ver anuncios en los que se quiere relacionar el Programa Apolo a la Luna con diferentes marcas. Que dos marcas tan poderosas como Audi y Vodafone lo hayan hecho recientemente es quizás el ejemplo más claro de lo que hablamos.

Pero ¿por qué estas dos grandes marcas se quieren asociar a la mayor aventura emprendida por el ser humano?

Como hemos comentado muchas veces en este blog, el Programa Apolo supuso un esfuerzo tecnológico brutal para EE.UU. No se va a la Luna  si no tienes una tecnología puntera, como muy bien aprendieron los soviéticos. Hoy en día estamos acostumbrados a la alta tecnología y a proyectos magníficos en este sentido, como por ejemplo la Estación Espacial Internacional (EEI) o el Gran Colisionador de Hadrones (GCH), pero el salto hacia adelante que supuso el Programa Apolo, en el que en la mayoría de los casos no había ninguna base sobre la que desarrollar tecnología, fue realmente enorme. A este concepto es al que quieren asociarse estas y otras marcas.

Audi y Vodafone son marcas tecnológicas. Pero no solo eso, son marcas que quieren relacionarse con la última tecnología. Si esto no fuera poco, además, quieren unirse a sensaciones en las que la gesta, el esfuerzo y la épica al más alto nivel están presentes, esa es la diferencia entre el Programa Apolo y la EEI o el GCH en donde no existen esos sentimientos.

Vodafone One - Alcanza la LunaEn mi opinión la elección ha sido magnífica. Y el trabajo de los creativos de las agencias de publicidad para captar y condensar todo esto ha sido excelente. Mi enhorabuena a todos ellos.

En resumen, muchas de las grandes marcas se han dado cuenta de que el Programa Apolo aporta unos valores tan excelentes que asociarse con ellos les puede reportar mucho beneficio económico.

ANOTACIONES RELACIONADAS:
Bookmark and Share


Apadrina la ciencia

28 mayo 2016

Apadrina la ciencia2

Apadrina la ciencia es una asociación, sin ánimo de lucro, que surge como plataforma de encuentro, discusión y colaboración entre los científicos y el resto de la sociedad para promover la investigación y el desarrollo de proyectos.

Además, fomenta la divulgación en la sociedad para informar de los avances científicos prestando especial atención a los más jóvenes y colabora con empresas o particulares que comuniquen su interés en áreas del conocimiento o proyectos concretos de investigación para buscar grupos de investigación relevantes que se adapten a sus requerimientos.

Actualmente están recaudando fondos (intentan llegar a los 35.000 euros) para un contrato de un año de duración a investigadores jóvenes. Quieren empezar así ya que, en estos momentos, es muy difícil continuar la carrera investigadora porque la oferta de contratos post-doctorales es muy escasa.

Si quieres colaborar con ellos puedes visitar su web. También tienen Twitter y Facebook.

Desde aquí felicitamos a sus promotores y os animamos a seguirles la pista porque invertir en ciencia es invertir en futuro.

ANOTACIONES RELACIONADAS:
Bookmark and Share


La ventana al espacio de la Catedral Nacional de EEUU en Washington

19 mayo 2016

national-cathedral-space-window3El 21 de Julio de 1974, en una breve ceremonia, la tripulación del Apolo 11 hizo entrega a la Catedral Nacional de EE.UU. en Washington, de una piedra lunar recogida en el Mar de la Tranquilidad. La roca lunar tenía un peso de 7,18 gramos y una edad estimada de 3.600 millones de años. El regalo fue hecho con la autorización del Presidente de los EE.UU. Richard Nixon.

national-cathedral-space-window2Además, el administrador de la NASA por aquel entonces, Thomas O. Paine, donó también una vidriera a la Catedral. Esta vidriera sería conocida como “la ventana al espacio” y tenía la peculiaridad de que, incrustada en la misma, iba la roca lunar regalada.

La vidriera fue diseñada por el artista Rodney Winfield que también supervisó su construcción. En color naranja, rojo y blanco se representaban las estrellas y los planetas sobre un campo azul y verde.

La roca lunar fue colocada y precintada dentro de una cápsula llena de nitrógeno de unos 6,3 cm de diámetro y se situó en el centro de la mitad superior de la vidriera.

Así que ya sabéis, si vais a Washington D.C. no dejéis de ir a ver esta auténtica curiosidad.

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Bookmark and Share


¿Cuántos elefantes hacen falta para mandar a un hombre a la Luna?

13 mayo 2016

La respuesta es bastante fácil de obtener, aunque parezca mentira. El cohete Saturno V, para ir a la Luna, quemaba 4.887,5 litros de combustible por segundo. Como la densidad del combustible utilizado era de 1,2 kg/litro, entonces los 4.887,5 litros se convierten en 5.864,4 kg. Hasta aquí todo bien.

Pero hoy es viernes y se acerca el fin de semana, así que Maxim Sachs y la gente de Business Insider se han dedicado a darle otra vuelta a esto. Otra vuelta divertida.

Maxim Sachs ha calculado cuánto pesa un elefante de media, llegando a la bonita cifra de 4.309 kg.

Por tanto, haciendo una simple división, tenemos que se consumirían 1,36 elefantes cada segundo que estuviera el Saturno V en funcionamiento

Todo esto es muy divertido, pero lo que mola realmente es ver el video de Maxim Sachs y la infografía de Business Insider.

bi_graphics-rocket-fuel-via-elephants¡Buen fin de semana… and Godspeed!

ANOTACIONES RELACIONADAS:

Bookmark and Share