Cuando los terroristas amenazaron el Programa Apolo

Una historia poco conocida, que ocurrió durante la última misión del Programa Apolo, fue que existió una amenaza real de que terroristas atentaran contra el Apolo 17. En concreto se trataba de Septiembre Negro, el grupo terrorista palestino que llevó a cabo, entre otros,  el famoso ataque durante los Juegos Olímpicos de Munich en 1972 a la delegacion israelí.

Masacre de Múnich. Juegos Olímpicos de 1972.

Masacre de Múnich. Juegos Olímpicos de 1972.

Cuando los servicios de inteligencia de EE.UU se enteraron de que la amenaza era real se pusieron en contacto inmediatamente con el responsable de seguridad de NASA en Cabo Cañaveral, Charley “Supercop” Buckley. Hay que decir que la seguridad era un aspecto muy cuidado durante las misiones Apolo, pero en ese caso se incrementó dado que el cohete Saturno V era una auténtica bomba si llegaba a explotar.

A la tripulación no se le dijo nada para no interrumpir el entrenamiento tan intenso que estaban llevando a cabo, ya que la misión del Apolo 17 sería la que más tiempo y más experimentos realizaría sobre la superficie de la Luna. Pero un día los astronautas se dieron cuenta de que habían cambiado las puertas de sus cuartos por otras blindadas y que había también un guardia de seguridad en las afueras.

Apolo 17.

Apolo 17.

Sin embargo, aquello no fue suficiente ya que las fuentes de inteligencia se percataron también de que, en lugar de ir tras los astronautas o el cohete Saturno V, Septiembre Negro podría intentar algó aparentemente más sencillo como secuestrar o atentar contra las familias de la tripulación mientras estuvieran en la Luna. Afortunadamente también se tomaron medidas de seguridad para proteger a las familias, en especial a los niños, sobre todo cuando iban a la escuela. Además, para facilitar aún más las cosas, se fijó el objetivo de no llamar la atención de los medios de comunicación. Objetivo que se cumplió y que, probablemente, haya sido el motivo por el que esta historia no sea muy conocida entre el público general.

Eugene Cernan, comandante del Apolo 17, escribió sobre estos hechos en su biografía The last man on the Moon (páginas 284 y 285).

La misión del Apolo 17 terminó con un éxito rotundo sin tener que lamentar ninguna desgracia. Posteriormente, la tripulación se fue a hacer una gira mundial dando fin a la presencia humana en nuestro satélite.

ANOTACIONES RELACIONADAS:
Bookmark and Share

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: