El amanecer de la Tierra en el Apolo 8 reconstruido

25 abril 2012

NASA | LRO Brings “Earthrise” to Everyone (YouTube, 55 sg).

El 24 de diciembre de 1968, el Comandante de la misión Apolo 8, Frank Borman, y los otros dos miembros de la tripulación William A. Anders y James A. Lovell, Jr. se convirtieron en los primeros seres humanos en ver y fotografiar la Tierra elevándose sobre la Luna.

Ahora, el resto de nosotros, podemos imaginarnos lo que fue aquel momento gracias a una reconstrucción en video realizada por NASA y que está basada en los datos recogidos de la superficie lunar por el Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO).

La narración que hay en el video viene de la grabación original de audio de los astronautas del Apolo 8. El tiempo de vuelo ha sido comprimido para obtener el efecto que se puede observar. Además, la Tierra que aparece no es una duplicación exacta de lo que los astronautas vieron sino un mosaico de imágenes recientes tomadas por satélites de observación terrestre.

Esperamos que la disfrutéis y es que, según ha declarado Rich Vondrak, científico del proyecto LRO, lo que se ha pretendido con esta reconstrucción es “recrear, para todo el mundo, la maravillosa experiencia de ver la Tierra desde ese punto de vista privilegiado.“.

Nota: el video permite poner subtítulos en inglés.

(Pista: elmundo.es).

ANOTACIONES RELACIONADAS:
Bookmark and Share

//

Anuncios

Extraterrestres ¿mito o realidad?

23 abril 2012

Extraterrestres ¿mito o realidad? Por Luis Ruiz de Gopegui. Editorial Equipo Sirius. 1992. 128 páginas. ISBN: 978-8486639-48-8. Calificación 5 estrellas de 5.

He vuelto a leer este pequeño y estupendo libro de Don Luis Ruiz de Gopegui, escrito hace ya 20 años.

En la obra, Don Luis plantea una pregunta muy clara: ¿estamos solos en el Universo? y, en caso de que no lo estemos, ¿podremos comunicarnos y/o encontrarnos con los otros seres algún día? A raíz de estas cuestiones surgen muchas más: ¿El “homo sapiens” es una excepción, una irrepetible casualidad cósmica, o es la culminación previsible del proceso de la evolución?

Han pasado 20 años, como decíamos antes, y aún no hay respuestas científicas a estas preguntas. Básicamente seguimos sin saber nada con certeza, pero lo que parece claro es que para que se pueda desarrollar una civilización avanzada se depende de muchas y muy variadas circunstancias fortuitas que convierten el hecho en algo altamente improbable.

Por tanto, la discrepancia no está en la tesis de que existan muchos planetas parecidos a la Tierra en donde pueda haber surgido un tipo de vida parecida a la nuestra. El desacuerdo está en la tesis de que esa vida haya podido evolucionar de forma parecida a como lo ha hecho en la Tierra y haya dado origen a seres inteligentes capaces de desarrollar una cultura como el “homo sapiens”.

En conclusión, con los conocimientos científicos actuales, sólo se puede especular. Sin embargo, la existencia o no de humanoides con inteligencia avanzada como la nuestra es un problema fundamentalmente biológico, y la polémica sobre los extraterrestres concluirá si algún día se lograra una comunicación efectiva con ellos, cosa que es extraordinariamente improbable.

El libro es IMPRESCINDIBLE. Además, ha salido, recientemente, una edición en libro electrónico.

Bookmark and Share

¿Ratones en la Luna?

18 abril 2012

Antoni Rigo, una vez más, ha sido muy generoso con este blog y nos ha mandado otro artículo de astrofilatelia con una historia realmente curiosa y bastante desconocida para el público en general. Esperemos que os guste:

“Todo el mundo sabe que el objetivo principal del programa Apolo era colocar un hombre en la superficie lunar. Este ambicioso deseo, convertido en realidad un 20 de julio de 1969, y repetido cinco veces más, eclipsó por completo cualquier otro proyecto científico, tecnológico, geológico o biológico que se desarrolló durante el programa Apolo.

Por eso, sólo con el paso del tiempo, y un detallado estudio de las misiones Apolo, toda la ciencia llevada a cabo en su día ha acabado siendo reconocida en su justa medida.

No obstante, y puesto que las misiones Apolo gozaban de gran publicidad, se disponía con antelación de la suficiente información de los experimentos e investigaciones a realizar en las misiones más allá del acontecimiento humano de alunizar y recorrer la superficie lunar.

La Astrofilatelia, siempre atenta a todos los aspectos que rodean a las misiones espaciales, recogió en numerosos documentos postales todas y cada una de las fases de las misiones Apolo (entiéndase el lanzamiento del cohete Saturno, la entrada en órbita lunar, el alunizaje, el retorno a casa, el amerizaje de las cápsulas…) pero también aquellos aspectos de menor relevancia mediática pero de relativa importancia.

Si, como decía al principio, todos sabemos que doce hombres pisaron la Luna, pocos conocen en cambio que no fueron los únicos seres vivos que fueron a nuestro satélite. Unos ratones, alojados en el módulo de mando “América” del Apolo 17 viajaron hasta la Luna. En el experimento Biocore (totalmente pasivo, esto es, sin que requiriese la intervención de los astronautas) y que tenía como objetivo determinar las lesiones cerebrales, en los ojos y otros tejidos de las radiaciones de partículas en estos animales, cinco ratones, herméticamente colocados en unos tubos de aluminio, fueron estudiados en vuelo mientras que otros cinco permanecían en tierra como estudio de control. Al regreso de la cápsula Apolo uno de los ratones apareció muerto mientras que los otros cuatro fueron sacrificados y sus autopsias determinaron los efectos de las partículas cósmicas.

Mientras que existen multitud de sobres referentes a la misión Apolo 17 sólo unos pocos (y por tanto de difícil localización) se refieren a este experimento biológico con ratones.

En el primer sobre, matasellado en el Centro Espacial Kennedy el 7 de Diciembre de 1972 (fecha del lanzamiento del Apolo 17) podemos ver en la ilustración del sobre a seis ratones en diversas posturas fuera del módulo de mando, en una interpretación muy libre por parte del ilustrador con respecto a lo que realmente sucedió.

Sin embargo, alguien debió caer en la cuenta de que había un error en este sobre (se señalan y dibujan seis ratones cuando en realidad sólo fueron cinco) y utilizó como base ese mismo dibujo pero eliminando uno de los ratones y cambiando el texto para describir correctamente que cinco ratones fueron al espacio. Es un sobre matasellado en la base aérea de Patrick también en la misma fecha del lanzamiento, y la ilustración corresponde a una imagen adherida al sobre, no impresa directamente en él.

Una vez corregido este error un coleccionista usó este dibujo para confeccionar una marca o sello de goma y aplicarlo al sobre que vemos en tercer lugar, matasellado también en el Centro Espacial Kennedy en la fecha del lanzamiento en un sobre que lleva la marca oficial NASA en color azul.

Por último mencionar las frases que acompañan al dibujo “We are going to the Moon with the Apollo 17” y “Five mice accompany Apollo 17 astronauts” que podríamos traducir como “vamos a la Luna con el Apolo 17” y “cinco ratones acompañan a los astronautas del Apolo 17”, y efectivamente, fueron y  acompañaron a la tripulación, aunque en ningún momento estuvieran en la superficie de la Luna, pero sí en su órbita.

Antoni RIGO.”.

Podeis encontrar más información, en inglés, del experiemento pinchando en este sitio de NASA y en este otro.

ANOTACIONES RELACIONADAS:
Bookmark and Share

Goodyear desarrolla un nuevo neumático para el futuro Rover Lunar

14 abril 2012

Goodyear se está acercando a la próxima generación de “neumáticos”, que podrían ser utilizados en los próximos Rovers de exploración espacial y, posiblemente también, en los terrenos más abruptos de la Tierra. Destacamos la palabra entre comillas, porque tanto este nuevo neumático como el utilizado en el Rover Lunar original, están hechos, principalmente, de una malla de alambres y no de goma ya que, como en la Luna no hay aire, los neumáticos como los de la Tierra serían inservibles allí.

Este proyecto se empezó a desarrollar hace unos años cuando la NASA comenzó a trabajar con Goodyear en el desarrollo de nuevo neumático que se pudiera utilizar en el, ya cancelado, Proyecto Constellation.

La versión moderna se llama “Spring Tire” o “neumático de muelle”, por los 800 muelles que conforman el neumático. Según Goodyear, los muelles pueden ajustarse al terreno de otros planetas sin transferir demasiadas vibraciones al vehículo.

El nuevo neumático tiene la característica de ser ultra-redundante ya que, mientras que un impacto fuerte en la Tierra puede hacer que la llanta se pinche, cualquier golpe en el “Spring Tire” probablemente sólo dañe, nada más, uno de los 800 resortes que posee. Además de esta característica, el Spring Tire tiene también una combinación de rigidez y flexibilidad que permite a los vehículos viajar relativamente rápido por terrenos accidentados y evita trasladar la mayoría de las vibraciones al resto del vehículo.

El neumático de muelles está diseñado para recorrer distancias mucho mayores que la llanta original utilizada en las misiones Apolo y que fue diseñada y construida a finales de la década de los años 60 y principios de los 70.

“Este neumático es extremadamente duradero y muy eficiente energéticamente”, señaló Joe Lettieri, investigador principal de Goodyear en el proyecto. “El diseño proporciona la máxima tracción. Toda la energía que se utiliza para deformar el neumático se devuelve cuando los muelles rebotan, por lo que no generará calor como un neumático de aire”.

Esperemos que algún día volvamos a ver sobre la Luna un Rover con estos nuevos neumáticos.

(Gracias a Igor).

ANOTACIONES RELACIONADAS:
Bookmark and Share

Civilizaciones extraterrestres, conferencia de Luis Ruiz de Gopegui

8 abril 2012

El próximo martes día 10 de abril de 2012, a las 19:30 horas, tendrá lugar en la Agrupación Astronómica de Madrid (C/ Albendiego nº 22) la conferencia titulada “Civilizaciones extraterrestres” impartida por Don Luis Ruiz de Gopegui.

Tema muy interesante que Don Luis ya ha tratado en multitud de sus obras (Extraterrestres ¿mito o realidad?, Mensajeros Cósmicos, 82 Erídano) y en la que se abordarán cuestiones como ¿cual sería la definición más apropiada, en términos biológicos, de un ser extraterrestre?, ¿nos han visitado alguna vez? o si podríamos llegar a comunicarnos con ellos algún día.

ACTUALIZACIÓN: Con permiso de Don Luis, ponemos a vuestra disposición, en el siguiente enlace, el texto íntegro de la conferencia en pdf: SOBRE CIVILIZACIONES EXTRATERRESTRES – AGRUPACIÓN ASTRONOMICA MADRID – 10 abril 2012 – Luis Ruiz de Gopegui

ANOTACIONES RELACIONADAS:
Bookmark and Share