El vasco que humilló a los ingleses

24 agosto 2010

Sus compañeros de la Real Armada lo llamaban Medio hombre, por lo que quedaba de él; pero los cojones siempre los tuvo intactos y en su sitio. Como los del caballo de Espartero.

– Arturo Pérez-Reverte sobre Blas de Lezo en el XL Semanal.

Bookmark and Share