No te rindas

30 marzo 2010

Pelear siempre merece la pena, aunque no se gane la batalla. Por lo menos, hay que procurar que al adversario le sangren las narices.

– Arturo Pérez-Reverte en El Mundo.es.

Bookmark and Share

Anuncios