Conspiranoicos

26 septiembre 2009

El problema de los conspiranoicos es que no entienden las anomalías que observan.

Eugenio Fernández en su libro La conspiración lunar ¡vaya timo!.