Nuestras vivencias en el 57 festival de cine de San Sebastián

18 septiembre 2009

Aprovechando que tenemos wi-fi y un ordenador disponible, vamos a ir comentando en este blog, el 57 festival de cine de San Sebastián. ¡Y ya son 3 años consecutivos!

La verdad que esta edición no ha empezado bien. El encargado de comprar las entradas, y del que no diremos su nombre para proteger su intimidad, cogió 4 entradas (somos 4 personas, aunque echamos de menos a Ramón) para ver Chloe en el Kursal. La idea era verla para las 20 horas, pero – ¡oh casualidad! – ayer  se percató que, en realidad, el horario escogido era el de hoy (correcto) pero a las 11 de la mañana.

Hay que reconocer que esta persona (repito que no diremos el nombre) reaccionó rápido y bien, ya que consiguió 4 nuevas entradas para una nueva película. Esta vez, a la hora correcta. A las 19:30, en los cines Príncipe. La elegida fue $ (Dollars).

Pero parece ser que nuestro destino dice que tampoco la vamos a ver. Esta vez el problema ha sido el tráfico de San Sebastián y la rotura de la máquina expendedora de tickets del parking del Kursal, así que hemos tenido que agachar la cabeza y volvernos para el alojamiento a cenar algo, lamernos las heridas y esperar hasta las 23 horas que volvamos a intentarlo. Por que tenemos entradas para la última de Tarantino y que, a priori, tiene buena pinta. Si hay suerte, mañana comentaremos que tal nos ha ido con Malditos Bastardos.